Márquez impulsa Centro Regional contra el Cáncer

Miguel Márquez explicó que cada enfermo representa para el estado una inversión anual aproximada de 150 mil pesos.
Cada año hay 200 nuevos casos de cáncer en niños del Estado de Guanajuato.
Cada año hay 200 nuevos casos de cáncer en niños del Estado de Guanajuato. (Especial)

León, GTO.

En Guanajuato cada año se registran 200 casos nuevos de cáncer en niños, por lo que se busca consolidar un Centro Regional para atención de esta enfermedad, así lo adelantó el gobernador Miguel Márquez en el día Internacional del Cáncer Infantil.

De los 971 casos de cáncer en Guanajuato en niños, 447 son leucemias y 524  corresponden a tumores sólidos del sistema nervioso, de células germinales y óseos, así como linfomas y sarcomas.

Cada enfermo de cáncer representa una inversión anual aproximada para el Estado de 150 mil pesos.

Los municipios con más casos son: León con 360; Celaya con 113; Irapuato con 54 y Salamanca con 37. En Guanajuato se tiene una esperanza de vida para estos pacientes de un 75 por ciento.

“El cáncer es una enfermedad en la cual nunca tenemos que perder la fe y que en muchas de las ocasiones se puede vencer, hay que hacerlo a tiempo, hay que hacerlo juntos, en esta lucha contra el cáncer”, enfatizó el gobernador Miguel Márquez.

Por lo que adelantó que ya se están haciendo las gestiones con el Gobierno Federal, para lograr recursos para construir en Guanajuato un Centro Regional u Hospital Especial para la atención del cáncer.

“Ojalá lo podamos lograr, ahí van las  gestiones, van muy  adelantadas Guanajuato a puesto el ejemplo en ese sentido y esperemos tenerlo aquí, estamos trabajando en ello”, indicó.

Ante familiares y niños con cáncer, el Gobernador, comentó, “yo les aprendo mucho, yo vengo de una familia, donde muchos de ellos han muerto de cáncer y me ha tocado verlo de cerca, por eso los valoro y los aprecio mucho, porque son unos valientes ante esta adversidad, nos dan el ejemplo”.

El secretario de salud de Guanajuato, Juan Ignacio Ortiz Aldana, destacó que en la entidad se calculan 200 pacientes enfermos de cáncer por cada millón de habitantes. De esa cifra, entre el 3 y 5 por ciento afecta a los más pequeños.

Además, se informó que el estado adquirió un citómetro de flujo para tener la respuesta de una prueba de cáncer en 36 horas a lo máximo y no en 3 semanas que es lo que dura el envío a los laboratorios de Jalisco.