"Ley no exige para ser Rector, ser secretario general": Mario Garza

El candidato a dirigir la UANL dijo que lo más importante en esta elección es la equidad de los comicios, por lo que lamentó que no sea lo que se vive en este proceso democrático.
Mario Alberto Garza Castillo, presidente de la CEE con licencia y candidato a Rector de la UANL.
Mario Alberto Garza Castillo, presidente de la CEE con licencia y candidato a Rector de la UANL. (Carlos Rangel )

Monterrey

Tras presentar su discurso ante la Junta de Gobierno de la Universidad Autónoma de Nuevo León, el candidato a Rector Mario Garza Castillo aseguró que no es necesario que el nuevo dirigente haya tenido previamente el cargo de secretario general, aunque esto parece ser una tradición.

En entrevista, el presidente de la Comisión Estatal Electoral (CEE) con licencia, agradeció que los representantes de la Junta de Gobierno hayan recibido sus propuestas y escuchado con atención, mientras saludaba a los jóvenes que lo han acompañado en su campaña.

Fue entonces cuando descartó que por no haber ocupado el puesto de secretario general, no pueda ser designado como el nuevo Rector de la Máxima Casa de Estudios.

"La Ley no exige para ser Rector, ser secretario general antes. La Ley busca un perfil, el cual lo cubrimos y el cual en el ámbito profesional he sido universitario en todos los ámbitos: he sido directivo, docente, alumnos, deportista, becario, foráneo. Creo que he estado en los ámbitos más cruciales de la Universidad", aseguró Garza Castillo.

Insistió que conoce la Universidad y ha trabajado durante mucho tiempo para mejorarla, por lo que su propuesta se ha basado en mejorar la educación; no dar continuidad a los trabajos previos, sino evolucionar el sistema que ya existe dentro de la institución educativa.

Finalmente, recordó que lo más importante en esta elección (como en todas) es la equidad de los comicios, por lo que lamentó que no sea lo que se vive en este proceso democrático.

Sin embargo, auguró que al igual que en los comicios del pasado mes de julio, el ganador sea alguien que no esté afiliado al poder de manera previa.

"La coyuntura está dada, acabamos de ver un cambio trascendental en la sociedad de Nuevo León en las pasadas elecciones. La Universidad no tiene por qué ser la elección, pero eso lo decidirá la Junta de Gobierno", argumentó.