Marginan a indígenas de NL desde el idioma

Pese a que alrededor de 100 mil indígenas viven en el estado, muchos de ellos sin hablar español, autoridades de salud obvian colocar traductores en centros médicos que atienden a estas comunidades.
En Torreón, el Instituto Municipal de la Mujer promueve el empoderamiento de mujeres indígenas.
Sólo en aproximadamente 3 de cada 100 partos de mujeres indígenas se cuenta con la presencia de una traductora. (Milenio/ Archivo)

Monterrey

Discriminación, negligencia médica y corrupción son los principales problemas a los que se enfrentan los indígenas en la entidad ante la falta de un traductor en centros médicos y en los distintos procesos jurídicos a los que son sometidos.

En Nuevo León, actualmente habitan cerca de 100 mil indígenas y se hablan 52 de sus 68 idiomas; sin embargo, no existe un traductor certificado en el estado, lo cual pone en riesgo la salud de las personas y en muchos casos violenta sus derechos.

Un dato: sólo en alrededor de 3 de cada 100 partos de mujeres indígenas se cuenta con la presencia de una traductora, por lo que a algunas se les practican cesáreas o se someten a un tratamiento anticonceptivo sin su pleno consentimiento, según señala Lilia Patricio Galván, representante de Zihuakali, Casa de la Mujer Indígena.

"Ha habido casos de mujeres que, cuando nosotros hacemos talleres, ellas te pueden llegar a comentar 'es que me hicieron cesárea, y yo no quería cesárea'. Hay negligencias médicas también, a lo mejor la mujer quería tener más hijos.

"Hasta a algunas les han hecho la 'salpingo' sin consentimiento, simplemente se le dice 'usted ya tiene bastantes hijos' y se le hace la 'salpingo'", comenta.

Los principales municipios donde se localizan las comunidades indígenas son Escobedo, Juárez, Monterrey, Guadalupe y García, donde los casos de discriminación son recurrentes y algunas mujeres prefieren no acudir a los hospitales, ya que los médicos o el personal no logra entender su idioma y en ocasiones reciben burlas.

"Hay médicos que te dicen, 'es que sí viene población indígena, pero hablan bien chistoso'.

"Es en el centro médico La Esperanza, que no está en la colonia dentro de donde viven los mixtecos, pero es el centro de salud a donde acuden ellos y ahí hay poca sensibilización y poco conocimiento, poca capacidad para atender a la población indígena", señala Patricio Galván.

Además, en las escuelas de dichas localidades no hay un maestro de planta que hable el idioma de los estudiantes indígenas, quienes también son discriminados.

"Se le ha solicitado al INALI (Instituto Nacional de Lenguas Indígenas) a través del Consejo Consultivo, a través de la CDI (Comisión Nacional de los Pueblos Indígenas), que se certifique a intérpretes traductores. Nos dicen 'es que Nuevo León no reúne el porcentaje', ¿cuál porcentaje?, en Nuevo León somos cerca de 100 mil indígenas que estamos dentro del porcentaje donde se hablan diversos idiomas. Ameritamos tener intérpretes, traductores, es un derecho tanto en un proceso jurídico como dentro de un servicio de salud, porque la misma ley del INALl lo dice: todos tenemos derecho a usar nuestro propio idioma", argumenta.

Según datos proporcionados por la Comisión de los Derechos de los Indígenas en el estado, en 2013 ninguno de los indígenas detenidos tuvo apoyo de un traductor.

"Hay casos, hay registros en el estado de Nuevo León donde hay indígenas que están presos por un delito que no se cometió, pero como todo proceso jurídico que te violentan tus derechos te hacen firmar una confesión que tú nunca dijiste, que alguien escribió y te dicen 'fírmalo', destaca la activista.

Estos y otros casos ocurren a nivel nacional, en los centros penitenciaros permanecen indígenas que no contaron con un ministerio público que hablara su idioma al momento de dar su declaración.

En 2012 fue aprobada la Ley de Derechos Indígenas en Nuevo León, la cual contempla la creación de una Comisión de Asuntos Indígenas en cada municipio, teniendo tres meses como plazo para cumplir con esto; sin embargo, las administraciones municipales tardaron casi un año para crearla, tras la intervención de la CEDH.

Además, a decir de Lilia Patricio, en pocos municipios se ha dado a conocer que existe tal comisión.

"Se dice que todos los municipios ya la han creado, pero no es un indígena el que está en esta comisión, ni siquiera existe el espacio específico de esa comisión. Está a cargo del regidor, a cargo de tal persona, o sea no es que esté como una oficina específica", dijo.

A casi dos años de la aprobación a dicha ley, la violación a sus derechos prevalece, destacando Nuevo León en nivel de intolerancia a este sector de la población.