Admite Margarita desorden en Huajuco; culpa a antecesores

La alcaldesa dijo que hace más de 20 años se comenzaron a dar permisos de construcción de vivienda sin contar con una oferta de servicio y comercios en la zona, evidenciándose problemas viales.
El comercio también es factor.
El comercio también es factor. (Roberto Alanís)

Monterrey

La alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, reconoció que existe un gran conflicto de infraestructura básica en la zona urbanizada al sur de Monterrey.

Derivado de la entrega de permisos durante más de 20 años sin solicitar a los desarrolladores la realización de obra pluvial y de vialidades, la situación de Valle del Huajuco es actualmente muy compleja.

Advirtió, sin precisar montos económicos, que actualmente el municipio realiza adecuaciones en materia pluvial y toda la zona cuenta desde ahora con un plan maestro de desarrollo.

Arellanes Cervantes dijo que hace más de 20 años se comenzaron a entregar permisos de construcción de vivienda sin contar con una oferta de servicio y comercios en la zona, evidenciándose los problemas de vialidad.

"El problema es que primero se hizo y se dieron hace muchos años los permisos de vivienda y poco a poco se han ido introduciendo los permisos de servicio, esto nos ha traído un congestionamiento adicional, porque no sólo es un problema de entradas y salidas para ir a la escuela o al trabajo, sino para muchos otros servicios.

"El problema es que los permisos fueron entregados a los desarrolladores y nunca se les pidió como condicionante que ampliaran el drenaje pluvial, únicamente lo que hacían era conectarse aguas abajo y ahora estamos dentro de un plan de coordinación donde el municipio ya está invirtiendo en la zona, pero también está pidiendo a los empresarios y desarrolladores que pongan de su parte", indicó.