En bastión priista, Margarita cabalga y la ‘destapan’

En una cabalgata iniciada en Apodaca, la alcaldesa de Monterrey y el diputado Braulio Martínez son “destapados” por el hijo del extinto músico Miguel Luna “El Gorrión”.
La alcaldesa de Monterrey fue "destapada" para la Gubernatura por el hijo de "El Gorrión".
La alcaldesa de Monterrey fue "destapada" para la Gubernatura por el hijo de "El Gorrión". (Reynaldo Ochoa)

Apodaca

El aniversario luctuoso del músico regional Miguel Luna “El Gorrión” sirvió como motivo, y una cabalgata denominada “A la victoria” se convirtió en el escenario perfecto para que la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, recorriera uno de los principales bastiones priistas del estado: el municipio de Apodaca… con todo y “destape” incluido.

Fue el mediodía de este domingo cuando con motivo del anuncio de un homenaje al músico que se realizará hasta agosto del próximo año, en su quinto aniversario luctuoso: diputados locales y la edil regiomontana realizaron una cabalgata desde el municipio de Apodaca en la carretera a Juárez, y hasta el rancho “El Gorrión”, en el municipio de Pesquería.

Encabezados por el diputado local, Braulio Martínez, y la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, un contingente de cerca de 350 personas, recorrieron siete kilómetros por la carretera que une estos dos municipios, algunos de ellos a caballo y otros en vehículos.

Durante el recorrido no perdieron la oportunidad para mostrar banderas con logotipos de Acción Nacional (PAN) y saludar a la gente que desde afuera de sus casas tomaban fotos, movían las manos en señal de apoyo e incluso alguno de ellos que les expresaba su apoyo a la alcaldía de Apodaca o a la Gubernatura del Estado.

La clásica tambora, típica de los eventos proselitistas durante las campañas electorales, tampoco faltó, aunque faltan aún algunas semanas para las autoridades electorales decreten el inicio del año electoral.

“Muy contenta con el diputado Braulio con esta invitación, entre amigos, y sobre todo de poder hacer un recorrido con quienes tenemos un mismo objetivo, un mismo objetivo de lucha, un mismo objetivo de trabajo por ver un mejor Nuevo León, un mejor Apodaca y un mejor Monterrey”, dijo la edil regiomontana sobre su presencia en el evento.

“Qué mejor que tener un amigo que es cercano a la gente y que me pueda presentar más amigos y que me pueda hacer escuchar más voces e ir conjuntando una mayor visión de todo lo que se requiere, todas las necesidades que hay en nuestro estado”, añadió.

Tras poco más de dos horas de recorrido, el contingente llegó hasta el rancho “El Gorrión”, donde yacía la familia del músico regional, quien también se identificaba con los colores del PAN hasta su muerte hace cuatro años.

Ahí un grupo musical y varias vasijas con barbacoa y cortadillo amenizaron la visita de los políticos albiazules, entre los que también se contaban los legisladores, Mario Cantú, José Luz Garza, Imelda Alejandro y Blanca Lilia Sandoval.

Ya en el lugar, el hijo del músico, también de nombre Miguel Luna, tomó el micrófono y redondeó la tarde albiazul pronosticando, primero la candidatura de Braulio Martínez a la alcaldía de Apodaca, y luego la victoria del Partido Acción Nacional en ese municipio que ha sido gobernado por el PRI.

“Mi diputado, próximo alcalde, porque él va a ser el alcalde de Apodaca”, dijo desatando los aplausos y los gritos de los presentes.

Ya entrados en ambiente festivo, prosiguió con los “destapes”, ahora para la alcaldesa de Monterrey, a quien anunció como próxima gobernadora del Estado, y además reveló que desde hace meses “trabajan en el proyecto” a su favor.

“Y sé que también cuando sea nuestra nueva gobernadora, Margarita, aquí va a estar y va a estar llenísimo, porque estamos trabajando bien fuerte en el proyecto a la gubernatura de Margarita, estamos trabajando porque sabemos que en Pesquería la vamos a hacer nuevamente azul.

“Aquí en Pesquería sabemos que es la persona ideal para que nos lleve al triunfo”, señaló también provocando los aplausos y gritos de los presentes; “arriba las mujeres” se escuchó entre los asistentes.

El “destape” aparentemente causó sorpresa a la alcaldesa quien extendió los brazos hacia adelante y esbozo una sonrisa, mientras otro de los presentes palmeaba la espalda del anfitrión pidiéndole “calma”.

Para concluir la tarde de destapes, los presentes levantaron las manos en la clásica señal de triunfo, mientras las cámaras fotográficas guardaban el testimonio en una imagen más que conocida en el ámbito electoral.

“Hay más fotos, Margarita todavía no se va, quiere estar conviviendo con ustedes”, dijo Braulio Martínez, para dar paso a decenas de fotografías que la edil regiomontana se tomó con los asistentes.

Cabe destacar que la munícipe no arrancó desde un inicio la cabalgata, sino unos dos kilómetros después: “Llegó un poco tarde, porque viene llegando del sur del estado”, justificaron los organizadores del evento.