Marcharon Antorchistas por Ávila Camacho al palacio municipal de Zapopan

Demandan servicios públicos para 27 colonias populares.
Con los hombres flanqueando la caravana, mujeres y niños al centro, los miembros avanzaron en tres hileras portando banderas rojas
Conforme avanzan, lo hace también el tráfico, y conductores molestos. (Alejandro Acosta)

Guadalajara

Al grito de "agua y drenaje para las colonias pobres", más de un centenar de miembros de Antorcha Campesina marcharon por la avenida Ávila Camacho, desde su cruce con Patria, hacia el palacio municipal de Zapopan, en donde se manifestarán en demanda de servicios públicos.

Con los hombres flanqueando la caravana, mujeres y niños al centro, los miembros de la organización avanzaron en tres hileras portando banderas rojas. 

Protestan porque han sido ignorados por la autoridad municipal, bloqueando todos los carriles de sentido sur a norte y escoltados por patrullas de la Secretaría de Movilidad.

La dirigente de los grupos de antorchistas de la zona metropolitana de Guadalajara, Luz María Luna Mojica, explicó que son 27 colonias populares sin agua potable y otros servicios básicos; situación que conoce el alcalde de Zapopan, Héctor Robles Peiro, desde la pasada administración que era titular de Desarrollo Social.

"Esta marcha es por la insensibilidad del presidente municipal Robles Peiro, debido a que tiene abandonadas prácticamente todas las colonias populares, tenemos obras muy sentidas como son agua y drenaje, y simplemente no se les ha atendido, él sabe de compromisos que hizo la pasada administración con las organizaciones", señaló la dirigente. 

Prados de Santa Lucía, El Caracol, Magdalena, San Juan de Ocotán, California, entre otros son los asentamientos afectados.

Luna Mojica  aseguró que asentamientos pequeños como California tienen más de 30 años y siguen sin ser regularizados, cuando está la promesa del municipio. 

Pese a la inversión millonaria en obras de la avenida Aviación no se les tomó en cuenta para aprovechar e introducir los servicios vitales.

"A pesar que Robles Peiro sabía que existían ahí más de 150 familias asentadas, no designó ni medio centavo para intervenirlas", acotó.

Los antorchistas aseguran que de estos asentamientos la autoridad sí se acuerda en tiempos electorales y van a pedir su apoyo a cambio de promesas.

"Los irregulares también votamos", dijo ella.