Marcela Guerra pide que impere el diálogo político

Lo importante para la senadora es que todo se discuta de manera transparente entre el Estado y los legisladores, porque diferencias siempre habrá, lo sano es debatirlas, indicó.

Monterrey

La senadora del PRI, Marcela Guerra, declaró que no hay que alarmarse por las diferencias surgidas entre el Congreso local y el Gobierno Estatal, respecto a la Ley de Coordinación Hacendaria y la eliminación de la tenencia, porque ese es el centro del debate.

La legisladora comentó que se debe de llegar a una buena negociación en ambos temas, por el bien de la ciudadanía.

"Lo que yo les deseo a los dos poderes, porque son dos poderes tanto el Legislativo como el Ejecutivo, es que puedan tener una buena negociación, sobre todo por el bien de los ciudadanos, creo que la tarea de los diputados es legislar, y la del gobierno, del poder Ejecutivo es gobernar, me parece que no tiene que estar reñido uno con el otro, yo creo que eso es parte de la búsqueda de equilibrios y el diálogo político que siempre debe de imperar.

"No nos asustemos de las diferencias, es parte del centro del debate, el centro del debate es el bienestar de la gente y sobre todo la vida saludable para los municipios, un reparto equitativo y justo de los recursos públicos, que como su nombre lo dice, son públicos, son recursos de la gente", declaró.

El viernes MILENIO Monterrey publicó que la relación del Gobierno del Estado con el Congreso de Nuevo León se complicó aún más luego de que el Ejecutivo notificó a los diputados locales que decidió vetar la Ley de Coordinación Hacendaria, y no sólo eso, sino que también el proyecto de eliminación de la tenencia.

Al concluir una reunión, convocada el viernes por el secretario de Gobierno, Manuel González, los coordinadores de las bancadas del Partido Revolucionario Institucional, Marco González, y el Partido Acción Nacional, Arturo Salinas, fueron notificados de este doble veto.

Al respecto, Marcela Guerra comentó que este hecho no representa que haya buenas o malas señales y que, en todo caso, la mala señal sería que no ocurriera nada en la entidad.

"No hay buenas y malas señales, la mala señal sería que no ocurriera nada en el estado y este estado es un estado pujante donde siempre hay grandes iniciativas y grandes inercias para poder vencer barreras.

"Lo más importante de todo es el diálogo político, frente a todos los actores y de cara a la ciudadanía, un diálogo transparente, no se valen negociaciones en lo oscurito", explicó.