Habrá sanciones si no instalan máquinas de condones

La secretaría de salud de Coahuila indicó que tiene hasta final de mes y es una disposición que se realizó desde el año pasado, incluso podría llevar a la clausura del plantel.
Cada condón costará 10 pesos.
Cada condón costará 10 pesos. (Milenio Digital)

Saltillo, Coahuila

Las escuelas preparatorias y de educación superior, tienen hasta el último de este mes para cumplir con la obligación de instalar máquinas expendedoras de condones, los cuales tendrán un costo de diez pesos.

En caso de incumplimiento a la disposición legal que se hizo en 2013 y está vigente desde el inicio de este año, habrá sanciones que podrán ir desde la amonestación, hasta la clausura del plantel, advirtió el secretario de Salud, Héctor Mario Zapata de la Garza.

"Las sanciones que contempla la ley son amonestaciones a los planteles educativos, clausuras y en su momento estaremos actuando", advirtió.

"En la Ley Estatal de Salud, en el artículo 112-Bis, hubo una reforma y señala que las máquinas se deben instalar desde nivel bachillerato hasta superior, en secundaria es con la autorización de la asamblea de padres de familia", dijo.

Aseguró que la facilidad para que los jóvenes tengan acceso a los preservativos no es la única acción del gobierno para evitar los embarazos, también hay campañas de prevención, pláticas en las escuelas para concientizarlos, la escuela para padres y campañas de advertencia sobre el riesgo de contraer enfermedades infecciosas como el virus del Sida.

Expuso que los embarazos anticipados vienen cuando a los jóvenes les falta información clara, que les permita conocer las consecuencias. "Un embarazo les cambia la vida, es algo que deben saber", advirtió.

En su opinión, las campañas de prevención embarazos están dando resultados.

"En este momento tenemos cinco mil embarazos en menores de 19 años, de los 12 mil que han sido (por año). Nos interesa reforzar las campañas de prevención y concientización sobre el embarazo en el adolescente. Estamos trabajando para que haya una tendencia a la baja, es algo que se debe trabajar con las familias.

En su opinión, la falta de recursos no es pretexto para que las escuelas cumplan, pues desde hace meses saben de la obligación que deberán cumplir.