Mantiene GDL opciones para comerciantes sin permiso

Quienes quieran seguir ejerciendo el comercio podrán hacerlo en tianguis y mercados municipales.
Algunos de los comerciantes que ya se instalaron ayer venden frituras.
Algunos de los comerciantes que ya se instalaron ayer venden frituras. (Cortesía )

Guadalajara

Locales establecidos en mercados municipales, 600 vacantes en la iniciativa privada, espacios en los tianguis municipales y algunas plazas temporales dentro de la administración pública, es la baraja de opciones con las que el Ayuntamiento de Guadalajara pretende solventar la falta de oportunidad para operar a los ambulantes que no obtuvieron permiso para trabajar en el Centro de la Capital del Estado.

De acuerdo a datos del gobierno municipal de Guadalajara, alrededor de 900 personas que ejercían el comercio informal quedaron fuera de la posibilidad de regresar a las calles del Centro, por lo que la coordinación de Desarrollo Económico y Combate a la Desigualdad promueve diversas alternativas, que hasta el momento 18 personas han ya tomado formalmente.

“Seguimos ofreciendo espacios en mercados municipales, vamos a seguir generando reuniones con ellos para invitarlos a que pasen a trabajar en los mercados municipales así como en los tianguis donde también hay lugares”, señaló Pedro Martínez Ponce, titular de la Dirección de Espacios Abiertos.

Por su parte, el director de Competitividad de Guadalajara, agregó que tras acuerdos con la iniciativa privada, lograron una bolsa de 600 vacantes para ofrecerlas a los comerciantes que no se interesan por algún espacio en tianguis o mercados municipales, “hay varias opciones, personal de seguridad, recepcionistas, empleados de mostrador, operativos, está muy variado”, y con sueldos que van desde los 6 mil pesos mensuales.

Las opciones se encuentran sobre la mesa y se ofrecen a todos los que se acercan a la mesa de trabajo que se ubica en Pedro Loza 292, donde se espera comenzar a recibir una mayor cantidad de personas ahora que se retiraron todos los comerciantes de las ferias navideñas.

Por otra parte, en lo que corresponde a los comerciantes que sí obtuvieron su permiso, al día de ayer siete giros comerciales y 24 comerciantes distribuidos a lo largo de once calles del Centro de la ciudad, fue la cifra que el ayuntamiento tapatío ha logrado concretar dentro del proyecto de reordenamiento de esta zona, dinámica que pretenden mantener hasta llegar a tener 158 personas ejerciendo en la vía pública de acuerdo a lo aprobado en el reglamento.

El proceso ha sido lento, la instalación de los comerciantes es acompañada por personal del gobierno municipal que le explican a cada uno el lugar en el que podrán estar operando, en el caso de los fijos el punto exacto, en el caso de los móviles o itinerantes les señalan el perímetro que podrán cubrir.

Los funcionarios les dan a conocer horarios en los que podrán ofrecer su mercancía y les dan certeza de que podrán mantener el espacio en tanto cumplan las disposiciones que dicta el nuevo régimen para el comercio en esta zona de la ciudad.

María del Rosario Guardado López, comerciante de 66 años de edad, quien dice dedicarse a la venta de obleas y otros productos típicos desde hace cuatro décadas, es una de las comerciantes que obtuvo el permiso, señala que durante los operativos del ayuntamiento y en tanto se resolvía su situación, sufrió de depresión al no estar activa y tener que depender de lo que una hija y su nieta le podían dar, agregó que “a pesar de que soy una de las afectadas de todo esto, me parece bien lo que hicieron porque la verdad es que en el Centro ya no se podía caminar, y ahora contenta porque ya otra vez puedo trabajar”.

Los giros que han regresado durante los últimos dos días son frituras, dulces típicos, bebidas preparadas sin alcohol, botanas, fruta, semillas y artesanía regional.

Plaza de los Mariachis, libre de comercio

La Plaza de los Mariachis, donde el ayuntamiento tapatío decomisó mobiliario de un restaurante por instalarse sobre la vía pública, seguirá libre de comercio de este tipo, señaló el regidor presidente de la comisión de Inspección y Vigilancia, Marco Valerio Pérez.

El edil explicó que las denuncias que interpuso El propietario del restaurante, Gustavo Raúl Ruiz Velasco Nuño, ante la Fiscalía y una queja en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, en contra del Ayuntamiento de Guadalajara, no cambiará nada en la Plaza, pues a pesar de lo que el empresario, y ex director de Padrón y Licencias de Zapopan pueda decir, la realidad es que no existe permiso para la operación del restaurante.

Valerio Pérez añadió que antes de ingresar a la zona, se hizo un trabajo de revisión de las condiciones jurídicas del lugar, y que si bien existe una desincorporación del espacio público, no hay concesión, o arrendamiento, “hay que ser bien claros, no se suscribió contrato alguno”, dijo.

Sobre la denuncia por supuesto robo de mobiliario y comida, que dijo haber interpuesto el empresario, el regidor del ayuntamiento de Guadalajara dijo que nunca hubo tal despojo o robo, sino que se hace un decomiso de la mercancía y los muebles para garantizar el pago de la multa correspondiente, y que una vez que ésta sea cubierta, el particular podrá recuperar sus bienes.