Mantener el trazo de la escénica Tij-Ens puede ser seguro: Cicese

Si se aplican técnicas modernas de monitoreo en la zona se puede mantener la seguridad no sólo en el área colapsada, sino todo el tramo Salsipuedes-San Miguel, detalló Luis Mendoza

Tijuana

Mantener el trazo escénico de la carretera Tijuana-Ensenada puede ser seguro si se aplican en la zona técnicas modernas de monitoreo, que no tienen que ser costosas, afirmó el sismólogo e investigador del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese), Luis Mendoza Garcilazo.

En entrevista para Milenio Radio, Mendoza consideró que el periodo de investigación en la zona –que se prevé dure entre 3 y 4 meses- será suficiente para concluir los estudios en el tramo afectado.

Este viernes, el geólogo del Cicese, Luis Alberto Delgado Argote, consideró que las investigaciones realizadas en la zona del derrumbe de la carretera escénica Tijuana-Ensenada son insuficientes para determinar si es conveniente mantener el mismo trazo.

Durante la sesión de la Comisión especial para solucionar la problemática de la autopista en el Congreso del estado, donde estuvieron presentes legisladores, autoridades de SCT, Capufe y representantes de la iniciativa privada, Delgado Argote expuso una serie de imágenes que contrastan el estado de la carretera antes del colapso, desde que se iniciaron estudios -en 1997- y otras captadas el pasado 20 de enero.

En estas últimas, se observó la presencia de fracturas que inician en la base del mar hasta la superficie; aclaró que son fracturas y no fallas geológicas.

Al respecto, Mendoza expuso que la dinámica del sitio era una antes del deslizamiento: "viene el colapso, cambia la dinámica", comentó, informando que la empresa encargada ya lleva a cabo exploraciones para conocer el estatus actual y con base en ello definir la obra final.

Comentó que además va a cambiar el modo de monitoreo de la autopista, el cual ya no solo se basará en el ojo humano, sino que va a haber instrumentación. "Si a este tramo se le aplica inversión en estudios y monitoreo, se puede volver seguro", aseguró, explicando que estos beneficios se verían en todo el tramo Salsipuedes-San Miguel, y no sólo el kilómetro 93, donde ocurrió el derrumbe.

Mendoza añadió que muchas de las técnicas que se aplicarán en el área serán nuevas y más económicas; con tiempo y oportunidad se podrá identificar el sitio más inestable y activo del tramo, afirmó, y consideró que 3 meses serán suficientes.

Reiteró la disposición de Cicese para colaborar, y detalló que han estado invitados a las mesas de trabajo e informó que los tres meses de estudios ya empezaron a correr, tras la primera reunión sostenida hace 2 semanas y las perforaciones que se han realizado en la zona.