Manifestaciones no van a parar: maestras

Al considerar que la Reforma Educativa afecta primordialmente aspectos laborales como el salario, la trayectoria y la preparación, las docentes reiteraron su postura de rechazo.

Monterrey

"Esto no va a parar", señaló la maestra Lupita Rodríguez de Anaya, en alusión a la lucha magisterial emprendida por los docentes de las secciones 50 y 21 contra la Reforma Educativa, y recordó a aquella emprendida hace 23 años en Nuevo León. Su homóloga Lucilda Pérez Salazar manifestó que el colmo de la agresión a los derechos de miles de maestros es la reducción del sueldo a partir de este 30 de junio.

Ambas maestras de hasta 50 años de servicio y ex diputadas locales de Nuevo León, Rodríguez de Anaya y Pérez Salazar, opinaron sobre el nuevo movimiento que estalló en el estado y a nivel nacional por una lucha que creen, es justa, ante el atropello hacia los profesores.

"Esto nadie lo va a parar, la experiencia que tenemos es que el magisterio de Nuevo León a lo mejor se tardó, pero esto no va a parar, esto ya inició y yo creo que Nuevo León va a mantener la postura del rechazo a la Reforma Educativa.

"Eso es lo que nos centra y lo que nos unifica a todos los maestros del país, hay otros estados que no se han manifestado y que sabemos que tarde que temprano tendrá una reacción, señala la maestra Lupita, directora de una primaria en la colonia Rafael Buelna.

Recordó que siempre se han mantenido con su postura, de que la Reforma Educativa es una reforma laboral y no académica.

"En España hubo una reforma académica que realmente transformó el sistema educativo, lo revolucionó, tanto cambiando planes y programas, haciendo una currícula más accesible a los aprendizajes y generando capacitación que mejorara las competencias docentes.

"En México no se ha dado ese paso, se mantiene el mismo estatus, donde estamos los maestros de diferentes formatos de preparación académica, porque la antigüedad nos hace tener diferentes niveles de aprendizaje fuimos a diferentes escuelas normalistas de preparación de docentes", ejemplifica.

Rodríguez de Anaya lamenta que aparte de que no se consultó a los maestros, se agredieron sus derechos adquiridos durante años.

"No se consultó al docente y eso generó tácitamente un descontento de origen, y no sólo no se consultó, sino que se atentan contra los derechos laborales adquiridos durante muchos años que el maestro a pesar de tener un mal salario, (ahora) se le vulnera esa estabilidad salarial, pero no nada más esto, sino la permanencia, porque ellos desconocen quién elabora la evaluación, quién sabe qué contenidos y con quién sabe qué intenciones.

"Les dicen que si no pasan van a volverla a presentar y si la segunda vez no la pasas, vas a irte a otro cualquier puesto de Gobierno, aunque no quieras, aunque tengas 30, 40 ó 50 años, que no importa si eres licenciada, si tienes maestría o especialización, no va a contar porque si no aceptas esa otra plaza que sea la magisterial, quedas fuera sin ningún derecho laboral", criticó la profesora.

Es justa esta lucha en Nuevo León

Por su parte, Lucilda Pérez Salazar, con más de 50 años de ser maestra, pero que actualmente no ejerce, explica el por qué los profesores están de regreso en las calles después de 23 años de aquella lucha magisterial por la jubilación dinámica del Isssteleón.

"De que está afectando, está afectando, es una reforma no consensuada con el magisterio, el Gobierno la impuso y las cosas que se imponen cuando causan daño, causan reacción y eso es lo que ha habido en todo el país, trae lesiones importantes hasta en lo económico, ¡increíble! No pensábamos que iban a llegar hasta ese grado.

"Están afectando en lo laboral, quitaron derechos ya adquiridos por los maestros, ahora están afectando también el salario, al separar la carrera magisterial durante 20 años, les estuvieron pagando los aumentos salariales sobre la carrera magisterial, pero a partir del pago que viene que es probablemente el día 30 de este mes, ahí empieza la merma del salario", comenta.

La ex diputada local y ex dirigente estatal del PRD, comentó el por qué la agitación de los maestros, que han generado de nuevo, las protestas por la Reforma Educativa.

"Por la cuestión del salario, por eso la gente dijo esto ya fue el colmo, a causa de la reforma de fue todo eso, a parte de las presiones que tienen los maestros por los cambios que han hecho, se agrega la agresión sobre el salario.

"En NL eso aquí no ha sucedido nunca, tanto las manifestaciones del 93 hasta las actuales se han hecho de manera pacífica", señaló.