Enfermeras exigen que les liberen las plazas base

Un grupo de poco más de diez personas del Hospital General de Saltillo se manifestaron en el Palacio de Gobierno, para solicitar al Gobernador, Rubén Moreira resuelva el problema.
Hilda María Ibarra Gutiérrez, representante de los trabajadores eventuales del Hospital General expuso las carencias bajo las que están trabajando.
Hilda María Ibarra Gutiérrez, representante de los trabajadores eventuales del Hospital General expuso las carencias bajo las que están trabajando. (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

Poco más de 10 enfermeras del Hospital General de Saltillo se manifestaron esta tarde en el Palacio de Gobierno de Coahuila solicitando que el Gobernador, Rubén Moreira Valdez, resuelva de manera inmediata el otorgamiento de las plazas para las y los trabajadores de éste centro de Salud.

Hilda María Ibarra Gutiérrez, representante de los trabajadores eventuales del Hospital General, expuso que desde el viernes cerca de 190 personas laboran bajo protesta pues exigen que el Mandatario estatal libere las plazas de “base”.

Aseguró que por las próximas 72 horas seguirán laborando bajo protesta, sin embargo de no obtener respuesta en ese plazo por parte de la Secretaría de Salud (SS) o del Gobierno Estatal procederán a tomar las instalaciones de la SS o cualquier otra acción estratégica.

Hilda María Ibarra Gutiérrez aseguró que quienes tienen la última palabra para la liberación de las plazas son el Gobernador y el Secretario de Salud.

“No hemos hecho el paro laboral aún porque no queremos arriesgar al personal, solo estamos trabajando bajo protesta”, comentó.

“Estamos pidiendo la liberación de plazas porque todos estamos en proceso de regularización, cuando se creó el hospital nos prometieron que nos darían nuestra plaza, la mayoría estamos como empleados eventuales y por eso exigimos la liberación de plazas”, refirió.

Explicó que al no ser empleados de base no pueden aspirar a un crecimiento profesional, pues es requisito para postular a puestos como jefaturas, pese a que la mayoría cuenta con licenciatura y especialidades, además siguen percibiendo un ingreso muy por debajo del que debiera ser su salario, pues en muchos de los casos fueron contratados como auxiliares y por más de 5, 10 o 12 años han permanecido con el mismo sueldo.

“Solamente hay 60 personas que fueron formalizadas y obtuvieron su plaza, sin embargo en su mayoría son personas que fueron de reciente ingreso, cuando tenemos compañero con más de 10 años esperando su regularización y no se las han otorgado”, indicó.

Aseguró que quienes tienen la última palabra para la liberación de las plazas son el Gobernador y el Secretario de Salud.

Además expuso las carencias bajo las que están trabajando en el Hospital, pues asegura no se cuenta con los insumos necesarios para brindar la atención a los pacientes, desde ropa para los mismos enfermos, jeringas, gasas, vendas y medicamento, así como herramienta y equipo de trabajo para el personal de enfermería.