Ex trabajadores de maquila arman trifulca en la Junta

Provocaron el cierre de las instalaciones por la actitud agresiva que comenzaba a generarse y derivó la presencia de la Policía Municipal de Torreón.

Torreón, Coahuila

Trabajadores de la maquiladora Libra, realizaron una manifestación en la Junta local de Conciliación y Arbitraje de Torreón.

Provocaron el cierre de las instalaciones por la actitud agresiva que comenzaba a generarse y derivó la presencia de la Policía Municipal.

Los cerca de 50 manifestantes obstaculizaron el acceso a las oficinas con lonas.

La policía se llevó a una persona detenida por incitar la violencia.

Solicitan solución al problema laboral, ya que fueron despedidos cerca de 200 trabajadores, de los cuales en distintos grupos están demandando a la empresa en la Junta sin respuesta alguna.

Personal y abogados no puedían salir de las instalaciones, mientras que la policía se llevó a una persona detenida por incitar la violencia.

El reloj marcaba las diez de la mañana de este jueves, un grupo de alrededor de 50 personas compuesto en su mayoría por mujeres, portaban grandes lonas y se dirigieron directamente a la puerta de la JLCA en la que se apostaron, obstaculizando el acceso al edificio ubicado frente al Bosque Venustiano Carranza.

Lanzando consignas pidiendo solución a sus peticiones, pedían hablar con el presidente de dicha instancia Francisco Javier Ramos Jiménez, quien en esos momento se encontraba en la ciudad de Monclova, de acuerdo a uno de sus asistentes.

De acuerdo a Jaime Martín Campos, presidente del Comité de la Organización Política Independiente en La Laguna, quien se dijo, “intermediario entre el pueblo y las autoridades", señaló que la inquietud que los llevó a manifestarse, fue el adeudo que se tiene a los ex trabajadores de la empresa maquiladora "Libra", que se dio hace más de cinco años,

El representante laboral dijo que ya se tiene un embargo de cinco lavadoras industriales.

Expuso que desde hace cuatro años han entablado demandas sin que nadie les haga caso, dijo que se ha tenido acercamiento con distintas instancias gubernamentales.

El representante laboral dijo que ya se tiene un embargo de cinco lavadoras industriales, con el fin de garantizar el pago de las liquidaciones correspondientes.

En aquel entonces fueron 200 trabajadores los que se vieron afectados quienes hacían prendas de vestir de mezclilla. Un asistente del presidente de la JLCA, señaló que este asunto ya no les compete, sino que ya se tienen que dirigir a la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet).