“Si educamos vamos a tener muchos cambios”

Sobre el tema del maltrato animal Javier Pérez, miembro y fundador de la A.C. Orejitas y Trompitas, dijo que si a un niño se le explica lo que está bien o mal se verá un cambio.
Javier Pérez, miembro y fundador de la A.C. Orejitas y Trompitas.
Javier Pérez, miembro y fundador de la A.C. Orejitas y Trompitas. (Miguel Ángel González)

Torreón, Coahuila

Javier Pérez, miembro y fundador de la A.C. Orejitas y Trompitas, comentó que de niño no iba al circo por que no le gustaban los payasos. Destaca que el problema de la explotación animal sería referente a los circos, aunque manifestó que no los conoce bien, y tampoco conoce el trato que se les da a los animales.

“Es tarea del gobierno ver como los tienen. Con Italian Circus veo que el problema es la ley que existe, y no sé si se informaron antes de venir a un Estado que prohíbe animales en los espectáculos circenses”.

El mismo señala que efectivamente, es factible encontrar en las calles a animales que llevan vida peor de la que pensamos que pueden llevar en un circo.

Un perro que tiene que estar amarrado, pero que sacan a pasear, que es bien alimentado, y que recibe cariño, y está con buenas condiciones en términos generales no es maltratado, asegura, aunque el hecho de que esté amarrado pueda hacerlo parecer.

“Le apostamos a la educación, si educamos vamos a tener muchos cambios, si a un niño le explicas qué es un animal, que está bien, que está mal, veremos un cambio, pero si no, el maltrato seguirá".

“Yo veo la iniciativa por el lado de la explotación animal, que no debe ser que para que gane dinero el circo el animal sufra y sea visto por la gente. Pero no sabemos, a lo mejor el público piensa que los golpean y no es cierto, pero es lo que difunde el PVEM”.

Y aunque don Fernando Ibarra defendió a capa y espada el toreo, en el caso de la llamada Fiesta Brava, Javier le mencionó que no podría negar que el animal sufre en el coso, y lo confirmó de esa manera don Fernando.

Primordial, la falta de difusión de las leyes que protegen a los animales. Se necesita difusión, dijo Javier, para que así como existen multas por no usar cinturón, la gente sepa que si mata a un animal, se las verá con una multa de tanto dinero y tal vez con una penalización corporal.

A diferencia de muchas otras leyes, la de protección animal se puede ver un poco más genuina, aunque no bien hecha, dijo Ángel Carrillo. Carece de tintes electorales.

“Le apostamos a la educación, si educamos vamos a tener muchos cambios, si a un niño le explicas qué es un animal, que está bien, que está mal, veremos un cambio, pero si no, el maltrato seguirá, a los circos les tiran por el maltrato animal, pero no hay información precisa”, dijo.

Marcela Moreno mencionó un caso que fue viral en Facebook, donde un joven pedía un perro “aguantador” para golpearlo y desquitar sus corajes, algo lamentable, que denota que hay sectores de la sociedad, que tal vez no estén dispuestos a cambiar.

“Hay una asociación en Cancún que se llama Pro-Animal. Se unieron las asociaciones y lograron hacer una especie de fiscalía para protección animal. Si vas con ellos, te dicen que hacer en cada caso. Hay policías que checan lo del maltrato, todo de forma legal. Si llega un circo, ellos van y revisan como están los animales”.