Recibe Maldonado Venegas Doctorado Honoris Causa en Chiapas

El secretario General de Gobierno de Puebla indicó que las nuevas generaciones de hombres de Estado llevarán a México al desarrollo incluyente, sustentable y definitivo
El secretario General de Gobierno de Puebla, Luis Maldonado Venegas recibió el Doctorado Honoris Causa que le entregó la Universidad Autónoma de Chiapas.
El secretario General de Gobierno de Puebla, Luis Maldonado Venegas recibió el Doctorado Honoris Causa que le entregó la Universidad Autónoma de Chiapas. (Foto: Especial)

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas

El secretario General de Gobierno de Puebla, Luis Maldonado Venegas recibió el Doctorado Honoris Causa que le entregó la Universidad Autónoma de Chiapas, en presencia de los gobernadores de Puebla y Chiapas, Rafael Moreno Valle y Manuel Velasco Coello, respectivamente.

El funcionario estatal planteó que Chiapas siempre ha sido un espejo de la nación. Es un Estado, donde los logros y las fallas de nuestra nación han reflejado su verdadero rostro, porque aquí nuestros aciertos y errores se han hecho evidentes, dijo.

El gobernador de Puebla reconoció la trayectoria política de Luis Maldonado y su participación en la restauración del proceso de paz en Chiapas.

Moreno Valle calificó el trabajo del secretario General de Gobierno como relevante y buen maestro, porque es un hombre que sabe resolver y siempre encuentra solución a los problemas.

Por tanto, el político que fue en 1995 artífice del proceso de reconstrucción de paz en Chiapas, planteó que México con nuevas generaciones de hombres de Estado se podrá insertar en el mundo global, para tomar al fin, la ruta de un desarrollo incluyente, sustentable y definitivo.

México, agregó, es un país con muchos recursos, con grandes potenciales, pero también con una gran responsabilidad ante los rezagos históricos, que aún nos abaten y limitan.

Agradeció a la UNACH el reconocimiento a su trayectoria y expresó que comparte con el premio Nobel de la Paz, Oscar Aria, la idea de que "como le va al presidente le va al país y como le va a las universidades, le va a su nación", ya que la Universidad Autónoma de Chiapas ha sumado al bienestar de esta región y del país, porque su prestigio trascienden los límites regionales.

Felicito por el ejercicio de su gestión, al señor rector de la UNACH, Jaime Valls Esponda, quien ha fortalecido con gran capacidad esta honorable institución, fundada en 1975, por uno de los próceres más importantes que ha dado este Estado, el Doctor y Exgobernador Manuel M. Velasco Suárez, expresó.

Ante los gobernadores de Puebla y Chiapas, también manifestó que los poblanos agradecen el apoyo chiapaneco en los días cruentos del heroico Sitio de Puebla en 1863, el cual, este año, cumple su 150 aniversario.

"Los poblanos reconocemos la destacada participación del Batallón de Chiapas, durante el sitio y, en especial, en aquel heroico combate a bayoneta calada que ocurrió en el tempo de Santa Inés", agregó el secretario General de Gobierno.

Durante la ceremonia que se llevó a cabo en la UNACH, Maldonado Venegas señaló que Chiapas es uno de los centros generadores de sabiduría ancestral de los pueblos originales y por tanto, Fray Bartolomé de las Casas emprendió aquí la defensa de los naturales, frente a la Corona de España, contra los agravios y acoso constante del dominio Virreinal, por lo que es considerado como el "Procurador y Protector de todos los indios" y por ende, el primer ombudsman en la historia de occidente.

El recipiendario del Doctorado Honoris Causa y uno de los involucrados directos en el conflicto armado de Chiapas, retomó a Rosario Castellanos para recordar ese pasaje de la historia del país, al referir que en 1994, "una flecha rasgó ese horizonte de aparente estabilidad, y el silbido de esa flecha, de protesta y rebelión, se escuchó en todas las latitudes de nuestra geografía".

Luis Maldonado indicó que los primeros esfuerzos por restaurar la paz duradera, mediante el diálogo y las negociaciones entre el gobierno de la República y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional fracasaron, al grado que en enero de 1995, la incursión militar en la zona de conflicto había inminente que "la solución armada" se impondría.

Tras narrar diversos episodios, el ex senador de la República, contó que por órdenes de su jefe, el entonces secretario de Gobernación, Esteban Moctezuma Barragán, se trasladó a la zona de conflicto, "para ser testigo y protagonista de un capítulo inédito en los anales de la nación".

"Este acontecimiento de mi trayectoria al servicio público...lo asumo con contundencia; lo considero el mayor servicio que he prestado a la República, en mis 40 años de trayectoria", afirmó.

Tras fracasar en los primeros intentos por conciliar la paz con el subcomandante Marcos y tras un acuerdo fallido, salí de la selva Chiapaneca con sentimientos de frustración e impotencia. Sin embargo, ya de retorno hacia Ocosingo fui interceptado por miembros encapuchados del EZLN, quienes me llevaron a otro punto para continuar el diálogo con el subcomandante, recordó.

"Durante tres horas ininterrumpidas de conversación, concretamos finalmente, los acuerdos que dieron cauce al diálogo, a la negociación y a la solución pacífica del conflicto", sostuvo Maldonado Venegas.

Al paso del tiempo, aquél pasaje de nuestra historia nos ha dejado grandes lecciones, la primera y la fundamental, es que en un país democrático como el nuestro, la vía del diálogo, la tolerancia y la asunción de la pluralidad deben agotarse hasta sus máximos extremos, porque aún en las mayores confrontaciones encontramos puntos de acuerdo y de solución a nuestras diferencias.

Pero queda mucho por hacer, precisó. El desafío ingente, es que millones de mexicanos tengan acceso a la educación, a la salud y a un trabajo digno y bien remunerado, a fin de que la violencia, informal u organizada no sea una opción.