Presunta mala praxis médica puso al borde de la muerte a una mujer

La mujer fue operada posteriormente en el Hospital Regional de Tepatitlán, surgió la complicación, el director del nosocomio dice no tener ninguna queja sobre el caso.
Maricela Cortez Hernández cambio de hospital y ahora debe juntar el dinero suficiente para pagar los gastos médicos.
Maricela Cortez Hernández cambio de hospital y ahora debe juntar el dinero suficiente para pagar los gastos médicos. (Gustavo González)

Tepatitlán

Una presunta mala atención médica en el Hospital Regional de Tepatitlán por poco le cuesta la vida a una mujer y a pesar de sus escasos recursos prefirió trasladarse a un nosocomio privado, donde ahora debe juntar el dinero suficiente para pagar los gastos médicos, ella y su familia han tocado puertas para pedir apoyo.

Maricela Cortez Hernández, de 30 años, madre de seis hijos y vecina de Tepatitlán, a finales de mayo ingresó al Hospital Regional de esta ciudad, ya que está afiliada al Seguro Popular, para dar a luz al último de sus vástagos, un varón; el alumbramiento se dio sin complicaciones y al terminar, el personal médico le sugirió una intervención quirúrgica para ya no tener más descendencia, a lo cual accedió.

Fue así que a Cortez Hernández le fue practicada una cirugía en el costado izquierdo de su abdomen, casi a la altura de la pelvis.

La operación terminó y luego de varias horas, el dolor no desaparecía y a Maricela comenzó a abultársele el vientre y de la herida de la cirugía comenzó a escapar un líquido desconocido, por lo que fue llevada de nuevo al quirófano.

Se le practicó una segunda operación, sin mejoría alguna y al cabo de unas horas fue intervenida por tercera vez; “nadie me explicó nada, solamente me decían que había que operar de nuevo y cada vez me tocaba un médico distinto”, contó la mujer.

Luego de la tercera operación y sin sentir mejoría, Maricela Cortez mintió al personal del Hospital Regional y les dijo que ya se sentía bien, “para que me dieran el alta y salirme de ahí”, argumenta la mujer.

En casa y con su recién nacido, luego de 24 horas de reposo, Cortez Hernández no aguantó más y le pidió a su marido, Sergio Gutiérrez, que la llevara de nuevo a un hospital, pero ya no al Regional, pues “tenía miedo de volver ahí”, explicó la mujer.

La pareja acudió a un sanatorio privado, donde se le descubrió que tenía una sepsis avanzada y debió recibir un tratamiento intensivo a base de antibióticos y una limpieza dentro de sus cavidades y luego de tres días evolucionó satisfactoriamente.

Según los médicos del hospital de paga, Maricela pudo haber muerto debido a la sepsis y la intervención médica adecuada fue determinante para que pudiera salvarse, sin embargo, los gastos de esta nueva hospitalización ascendieron a 20 mil pesos, los cuales no puede sufragar la familia por falta de un empleo formal.

Han acudido a distintas instancias en busca de apoyo económico y las autoridades municipales los apoyaron con una cantidad monetaria, ya han conseguido más recursos por medio de colectas entre los vecinos, por lo que la mitad de la cuenta del hospital ha sido saldada.

Y pese a que varios de sus hijos nacieron en el Hospital Regional y nunca había tenido ninguna complicación en dicho nosocomio, Maricela asegura que no volverá a ese lugar, pues el haberse encontrado en peligro de muerte fue algo que la llenó de miedo y no planea regresar a ese hospital.

Por su parte, el director del Hospital Regional de Tepatitlán, Edgar Ricardo Ramírez del Río, al ser cuestionado sobre el caso, respondió que no le ha llegado ninguna queja al respecto y que con todo gusto atendería a la mujer o a sus familiares si se acercaran a la dirección y le expusieran a detalle cómo ocurrió la presunta mala atención médica.

El directivo aseguró que siempre se ponen en contacto posterior con los pacientes para ver si fueron bien atendidos y en caso de alguna anomalía o irregularidad, sancionan al personal responsable si es necesario, pero sobre lo ocurrido a Maricela Cortez, el también galeno aseguró que ni siquiera estaba enterado de la presunta mala atención que sufrió dicha mujer en el Regional, pues no hubo ninguna queja al respecto.

Maricela Cortez puede ser contactada en el (045) 378 113 4242