Mala planeación generó crecimiento desordenado: Fernando Gutiérrez

El secretario de Desarrollo Sustentable del Estado considera que lo ocurrido fue que por buscar tierras baratas se construyó en zonas que no contaban con la infraestructura suficiente.

Monterrey

A causa de políticas de vivienda mal entendidas, en los últimos años la zona metropolitana creció hasta en cinco veces su tamaño, según informó el secretario de Desarrollo Sustentable de Nuevo León, Fernando Gutiérrez Moreno.

El funcionario pormenorizó el tema hace unos días mediante una explicación a representantes del próximo gobierno, en la Torre Administrativa estatal, basado en datos de la Secretaría de Desarrollo Social federal del 2011, es decir, el crecimiento más grave se habría dado durante el gobierno anterior de Natividad González Parás.

Precisamente en ese sexenio municipios periféricos como García, Zuazua, Ciénaga de Flores, Pesquería, Cadereyta y Juárez, se detonaron poblacionalmente debido a la excesiva vivienda que se construyó en esos puntos, a pesar de que no contaban con la infraestructura urbana.

"Esto es lo que tenemos, es un dato de la Sedesol 2011, la expansión de las ciudades, lo que tenemos es cinco veces (más) el área urbana ¿y por qué ocurrió esto?, mucho se puede decir que esto ocurrió por una política de vivienda mal entendida, donde lo que se buscaba era hacer mucha vivienda a un costo muy bajo, donde salía la tierra más barata y por eso te fuiste acá, lejísimos, y no cuidaste el equipamiento, no cuidaste el transporte, no cuidaste el medio ambiente.

"Ese es el pasivo que tenemos y lo que estamos haciendo son golpes de timón con diferentes políticas buscando el crecimiento, y únicamente se logró en este mismo tiempo crecer dos veces la población", agregó.

Mencionó que de acuerdo a estadísticas oficiales, al 2030, es decir, en apenas 15 años más, Nuevo León tendrá una población de 6 millones 600 mil habitantes.

La gran mayoría de estos 6.6 millones de habitantes estarán en la zona metropolitana, que es la única que continuará creciendo.

"Esa es la tendencia de que si no hacemos algo será destino (según) la parte del INEGI, como vamos a tener los habitantes al 2030", declaró.

Déficit de espacios públicos

Fernando Gutiérrez también mencionó el caso del río Santa Catarina, que durante la administración municipal de Monterrey 2000-2003 del panista, Felipe de Jesús Cantú, fueron privatizadas 100 hectáreas de terreno, para ser explotadas con canchas deportivas por una empresa local.

La medida provocó que hubiera cobros altos por utilizar esa zona para ejercer un deporte, cuando antes eran gratuitas, y el impacto, fue obviamente negativo.

"No hemos reflexionado lo suficiente sobre el impacto negativo que tuvo la privatización de las canchas del río Santa Catarina en su momento, al dejar alguna población que regularmente confluía en esos lugares de zonas muy pobres, sin equipamiento urbano para parques en esta parte.

"Obviamente lo que tenemos que buscar es un sistema y darles espacios públicos, tenemos un déficit importante", declaró.