Por altas temperaturas, araña roja ataca maíz forrajero

Productores del ejido Purísima de Matamoros, siguen en la espera de la ayuda que Sagarpa les había prometido, para combatir esta nueva plaga que está acabando con sus cosechas.
Esta plaga ha provocado que los productores adelanten las cosechas.
Esta plaga ha provocado que los productores adelanten las cosechas. (Domingo López Bustos)

Matamoros, Coahuila

Las elevadas temperaturas registradas en la región, ahora afectaron a los cultivos de maíz forrajero con la presencia y acción de la araña roja, que en superficie, en este municipio fue de más de 400 hectáreas, con entre un 30 a un 35 por ciento de ese total.

Así lo dio a conocer el productor agrícola del sector social, Martín Aldape del ejido Purísima, ubicado a 30 kilómetros al norte del municipio, quien indicó que incluso sus colegas, desde este martes empezaron a cortar (cosechar) anticipadamente las plantas, que no es fecha para realizar esto, pero para no esperar a que se sequen en su totalidad mientras llega la ayuda, si es que llega, por parte de las autoridades de sanidad vegetal y de esta forma obtener algún beneficio económico.

Hace algunos días, la Secretaría de Agricultura, Ganadería Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, a través de la delegación regional con sede en Lerdo, Durango, envió al Centro de Atención al Desarrollo Rural (Cader), kits de agroquímicos, consistentes en cuatro elementos (insecticidas), totalmente gratuitos para combatir al gusano cogoyero en el maíz forrajero, que ya había hecho su aparición en las superficies sembradas de ese cultivo y se exterminó al hacer las aplicaciones respe ctivas.

La superficie afectada por esta plaga en el municipio, fue de más de 400 hectáreas, entre un 30 a un 35 por ciento de ese total.

Sin embargo, apenas habían terminado con esa plaga y hace aproximadamente 15 días apareció otra, la de la "araña roja", esta por el extremo calor que se ha dejado sentir en la región, por lo que los productores ya no pueden esperar la ayuda.

Ya que la acción de esa plaga que no es nueva, pero que ha vuelto a reaparecer, ha estado provocando que las plantas que no miden más de un metro de altura, se estén secando en alrededor de un 35 por ciento en cada una de las hectáreas.

"Esta plaga ha provocado que los productores nos adelantemos a las cosechas y ya cortamos lo más verde que se pueda de ese cultivo, que si recordarán este año decidimos sembrar maíz forrajero, en lugar del sorgo forrajero, precisamente por la aparición de la plaga del pulgón amarillo, que arrasó con casi el 80 por ciento de la totalidad de la superficie sembrada el año pasado", finalizó.