Magistral del Oro: entre necesidad y sacrificio

Los trabajadores de la empresa Proyecto Magistral, ponen en riesgo su salud a causa del cianuro y demás formulas que utilizan para colar el oro, no hablan porque temen perder su empleo.
La gente no sale de sus viviendas y los que lo hacen es para ir a las dos tiendas del lugar.
La gente no sale de sus viviendas y los que lo hacen es para ir a las dos tiendas del lugar. (Manuel Guadarrama)

El Oro, Durango

Magistral del Oro, es una comunidad pintoresca que se ubica seis kilómetros más arriba de la cabecera, entre lo verde de sus cerros y sus frondosos huizaches.

Sin embargo, la bienvenida no la ofrece la fachada de la iglesia, sino un camino de tierra rojiza y la imponente imagen de la planta procesadora de los jales o desechos que dejaron las viejas minas de oro del lugar, trabajo del cual dependen muchas de las pocas familias que quedan en el rancho.

Sus polvorientos caminos no son del todo transitables, sobre todo en época de lluvias.

Ya entrando, se puede apreciar el semi abandono que se tiene en este sitio, más cuando muchas casas están desertadas y una gran parte ya en ruinas, pero que servirían de escenario perfecto para una sesión fotográfica del paso del tiempo de lo que fue bonanza y hoy es olvido, de donde hubo mucha riqueza y hoy es miseria, de lo que fue algarabía por sus cantinas y hoy melancolía.

Sus polvorientos caminos no son del todo transitables, sobre todo en época de lluvias, pues sus calles se vuelven arroyos al estar en la falta de dos grandes cerros.

La gente no sale de sus viviendas y los que lo hacen es para ir a las dos tiendas del lugar donde a lo más que pueden encontrar son frituras, refrescos y leche.

De primera intención, nos aborda un hombre a quien se le pregunta sí la operación de esta planta hace nueve meses no ha afectado la vida de los habitantes del lugar, a lo que él mismo se pone de ejemplo al mostrar sus ojos irritados en la parte interior y sus lagrimales a causa del cianuro y las demás formulas que se utilizan ahí para colar el oro.

El hombre dijo que no puede dar su nombre, porque de enterarse los patrones de la planta lo corren y es el único trabajo que tiene y del cual sostiene a su familia.

No precisa cuánto gana, pero sí asegura que al menos ya tiene una oportunidad para estar aquí y no emigrar a los Estados Unidos, como muchos la han hecho.

Sostuvo, que en las mañanas la mayoría de los habitantes amanece con un dolor en la garganta y tos, pero que nadie se atreve a reclamar o a decir algopara arreglar esa situación, pues temen que los despidan y nadie quiere que eso suceda, pues la llegada de esa empresa Proyecto Magistral, vino a solventar esa falta de empleo de la que muchos de los hombres tienen que ir a buscar a otro lado.

Iván Aguirre, juez auxiliar de Magistral del Oro, dijo que el derrame de cianuro no presentó problemas  con la gravidez que algunos medios aseguran.

Otro obrero ataviado con su casco y uniforme, sale de una casa y desde afuera advierte a los de adentro a gritos.

"Si les preguntan algo, ustedes no van a decir nada entienden".

Así, todos toman camino hacia abajo para ir a trabajar al segundo turno, sabedores que las condiciones de salud, de su salud, no podrán estar mejores, pero al menos tienen el sustento para trabajar.

Aclaran, que es falso que la Secretaría de Salud de Durango haya hecho recorridos en el lugar tras el derrame de la sustancia con cianuro.

Iván Aguirre, juez auxiliar de Magistral del Oro, dice no recordar el día exacto en que sucedió el evento, pero sabe que fue un derrame de cianuro con agua hacia el arroyo y con ello la se presentó la muerte de tres vacas al beber de esa agua, aunque precisa que no fue con la gravidez que algunos medios aseguran.

"Para mi consideración hubo demás, pues he visto el Facebook y dicen ahí que hubo muchos metros cuadrados contaminados y que el agua contaminada llegó al río, lo cual no es real, pues no llego el agua al río", aseguró.

Explicó, que el agua que baja de la lluvia de los cerros no llega ahí al vaso de la presa, pues hay un desagüe que sale por abajo de esta, pero ese día sí hubo poca agua de la presa que se derramó, de ahí el problema, aunque por dos o tres personas el problema lo hicieron más grande de lo que fue.