Plantea PAN pruebas de confianza para magistrados

El diputado Enrique Barrios propuso que los colegiados deben pasar estos controles para comprobar su "honorabilidad, si desean reelegirse.
El diputado local de Acción Nacional, Enrique Barrios Rodríguez.
El diputado local de Acción Nacional, Enrique Barrios Rodríguez. (Jorge López)

Monterrey

Si los magistrados del Tribunal Superior de Justicia desean reelegirse y completar 20 años en el Poder Judicial, deberán pasar controles de confianza para comprobar su "honorabilidad", así lo propuso este martes la bancada local del PAN.

Fue el diputado local de Acción Nacional, Enrique Barrios Rodríguez, quien propuso modificaciones a la Constitución Política del Estado y la Ley Orgánica del Poder Judicial de Nuevo León, a fin de incluir como requisito indispensable la aplicación de pruebas de control de confianza a los colegiados que deseen completar un segundo periodo de 10 años en el tribunal.

"Se requiere gozar de buena reputación y no haber sido condenado por delito doloso, que amerite pena corporal de más de un año de prisión.

"Esta buena reputación se analiza en el momento del nombramiento del magistrado, pero dado que la ratificación sucede diez años después, se considera adecuado proponer un mecanismo que permita corroborar que el ejercicio de la labor ha sido impecable", explicó Enrique Barrios.

Dentro de estos controles de confianza se encuentran el de carácter socioeconómico, de tipo psicométricos y psicológicos, los toxicológicos y la aplicación de pruebas de polígrafo.

"Esto se hace con la finalidad de contar con una base sólida que demuestre la honorabilidad que respaldan la buena reputación y buena fama que enuncia como requisito para ser magistrado del Tribunal Superior de Justicia, el artículo 98 de la Constitución Política del Estado.

"Esta buena reputación se analiza en el momento del nombramiento del magistrado, pero dado que la ratificación sucede 10 años después, se considera adecuado proponer mecanismos que permitan corroborar que el ejercicio de la labor de estos servidores públicos ha sido impecable, alejado de la corrupción y del tráfico de influencias".

Cabe destacar que la propuesta se presenta en medio de un proceso de reelección de cuatro magistrados, entre ellos Graciela Buchanan y Carlos Arenas Bátiz, mismos que en las últimas semanas se han visto involucrados, la primera en una llamada con el empresario de casinos Juan José Rojas Cardona, y el segundo, echando abajo la sentencia de un presunto criminal.