Semadet admite el desastre urbano de Guadalajara

Gobiernos anteriores “priorizaron la ganancia”, explicas Ruiz Mejía; pide paciencia al Observatorio del Agua; se están reconfigurando políticas con sus recomendaciones.

Guadalajara

El balance de desastre ambiental que vive el área metropolitana de Guadalajara, publicado en MILENIO JALISCO a propósito del Día Mundial de Medio Ambiente, fue reconocido por la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial de Jalisco (Semadet), Magdalena Ruiz Mejía, quien consideró  que es fruto de un modelo de desarrollo que de forma expresa descartaba el tema ambiental “para priorizar la ganancia”.

Antes de 2013, dijo, “había una definición muy clara de políticas públicas de no tener un modelo ambiental, porque ponía en riesgo la ganancia”; de hecho, una sociedad que está fundamentada en el consumo de bienes no puede tener más salida que consumir cada vez más.

La diferencia ahora, aseguró, es que “por primera vez estamos reconfigurando las políticas, por primera vez se ha dado prioridad al tema en las tareas de gobierno”, lo cual es un trabajo laborioso que demanda actitud, talento intelectual y paciencia. “Apenas empezamos a tomar en cuentan la variable ambiental, ese diagnóstico clarifica la ciudad que debemos remediar, rescatar, pero no olvidemos que en administraciones anteriores no había una prioridad, era un programa de desarrollo social simplemente, y dotado de muy poco presupuesto; tenemos que reconfigurar el desarrollo territorial y sobre todo al sector productivo, y una de las cosas más importantes es que las manifestaciones de impacto ambiental se han convertido en un instrumento impecable para prevenir, también nos trajimos el sector agua a la Semadet y estamos reconfigurando toda una serie de acciones para hacer realidad los gobiernos verdes”.

Ruiz Mejía también señaló que las recomendaciones del Observatorio del Agua son la base de reconfiguración de las políticas que demanda Jalisco, en ese sector, por lo cual pidió a los integrantes de cuerpo colegiado, paciencia para poder hacer frente al desafío.