Exigen ley para definir retención del ISR

Los maestros no aceptaron los convenios de los representantes sindicales con el Gobierno de Coahuila. Mantienen un diálogo en el Congreso.

Saltillo, Coahuila

Los maestros manifestantes en Saltillo plantearon que el Gobierno del Estado envíe al Congreso, una iniciativa en la que se defina un esquema para la retención del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que pagarán en 2015, donde no se incremente el porcentaje que se tenía hasta el año pasado.

José Luis Anzures en representación de los maestros inconformes en la reunión que se llevó a cabo en el Palacio Legislativo señaló lo anterior y pidió que se reintegre a los trabajadores el cobro del incremento aplicado en las dos primeras quincena de este 2014.

“No queremos que sea a través de los representantes sindicales y por convenio, queremos que sea a través de una norma, a través de un decreto de una Ley como lo envíe el gobernador Rubén Moreira al Congreso del Estado”, dijo.

Indicó que la iniciativa tenga como referencia el decreto 145 que reforma la Ley de Educación del Estado de Yucatán en lo general.

“Estamos pidiendo por la Escuela Pública, por los padres de familia y los alumnos que atendemos en las escuelas".

Subrayó que el Gobierno del Estado y las autoridades no deben sancionar a los maestros manifestantes, ni de manera colectiva ni de manera individual. En estos momentos se encuentran en diálogo en el Congreso de Coahuila.

Que sean improcedentes los trámites legislativos y los reportes de faltas, así como las amenazas y la represión de las autoridades oficiales y por parte de la representación sindical de las secciones 5, 35 y 38.

“Queremos la intervención del gobernador Rubén Moreira para que a través de él cesen estas medidas de represión a los maestros manifestantes. Llegamos a este momento porque no había los cauces institucionales para reclamar, para protestar para ser informados”.

Anzures dijo que los maestros inconformes están contentos de estar en las calles, no están a gusto en las manifestaciones, pero quieren todas las condiciones para atender a los niños.