Maestros potosinos realizan megamarcha contra la reforma

Docentes de distintos niveles educativos reprobaban las acciones del gobierno mediante diversas consignas, mientras se desplazaban hacia la plaza principal de Ciudad Valles.
Los docentes de la Husteca Potosina salieron a las calles con pancartas contra la reforma educativa.
Los docentes de la Husteca Potosina salieron a las calles con pancartas contra la reforma educativa. (Imelda Torres)

Ciudad Valles

Maestros que están en contra de la reforma educativa nuevamente volvieron a movilizarse y este miércoles llevaron a cabo una marcha por el bulevar que atraviesa Ciudad Valles hasta llegar a la plaza principal. La consigna es reiterar su rechazo a las evaluaciones y luchar por defender sus derechos.

El recorrido inició frente al Centro Cultural y Deportivo de la Huasteca Potosina, desde donde caminaron por todo el bulevar Valles 85 y luego el México – Laredo hasta la zona centro.

"Si son 500 diputados y aprobaron las reformas, del pueblo somos millones ¿Qué no podemos abrogarlas?", "Peña: tú y yo, mismo día, misma hora, mismo lugar, mismo examen, el que repruebe...se va, no a la evaluación punitiva", "Gobierno, si me preparaste en tus normales con tus planes y programas ¿Por qué me culpas?", fueron las frases plasmadas en enormes lonas y mantas que mostraban.

Venían de varios municipios de la Huasteca, entre ellos Tamasopo, Tanlajás, Aquismón, Tancanhuitz, Tamuin, apoyados también con altavoces en los que decían reprobar al gobierno y que no permitirán que les quiten el trabajo al que le han dedicado su vida.

"No merecemos que nos quiten los beneficios que con tanto sacrificio hemos logrado; no nos oponemos a las evaluaciones, pero que sean por escrito y no en línea, que nos informen bien bajo qué lineamientos nos darán de baja porque en cualquier momento podemos perder nuestra fuente de trabajo, sin saber qué fue lo que hicimos mal", señalaban.

Eran de diversos niveles educativos y reiteraron que se sienten vulnerados en sus derechos laborales, piden que la evaluación sea escrita, no virtual, que no haya represión para quienes están participando en estos movimientos y que exigen se respeten sus derechos constitucionales.