Madre dio a luz afuera de Hospital de Irapuato

La mujer que dio a luz afuera del Hospital General de Irapuato aclaró que no fue por negligencia que su bebé naciera en la calle, sino que el parto se apresuró.

León, Gto.

las palabras de María de Lourdes Lira, la joven que dio a luz afuera del Hospital GEneral de Irapuato fueron “Ya no aguanto yo aquí me alivio”.

La joven aclaró que no hubo ninguna negligencia por parte de los médicos, pues dijo, que no se le negó la hospitalización minutos antes del nacimiento del bebé.

Fue el día jueves, alrededor de las 5:00 de la tarde, que María de Lourdes Lira, de 18 años de edad, dio a luz a escasos metros de la entrada principal del Hospital General de Irapuato.

El día de ayer, personal de la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (PDHEG), acudió a levantar una investigación de oficio en este caso, para determinar si el Hospital General de Irapuato tuvo responsabilidad o no, de que María de Lourdes Lira Vázquez diera a luz afuera del sanatorio.

La paciente explicó que aunque ya presentaba dolores de parto desde las siete de la mañana, ella no previó acudir al Hospital para ser atendida, pues tenía muchos pendientes por hacer y “yo dije, son dolores pasajeros, al rato se me quita”. Y pensó: “pues si ya me toca, pues ya me alivio aquí en mi casa”.

Poco antes de las 5:00 de la tarde, la joven tomó un autobús y luego de que los dolores no cesaban, decidió abordar un taxi para dirigirse entonces, al HG de Irapuato.

 En el taxi es donde se le reventó la fuente, metros antes de ingresar a este nosocomio.

“Bajándome del taxi sale la cabecita del niño y digo: ya no aguanto yo aquí me alivio y fue donde yo me alivié”, platicó María de Lourdes.

Aunque ya había dado a luz en dos ocasiones (a sus dos hijos más grandes) en este sanatorio, y a pesar de haber sentido dolores, no acudió ayer en todo el día a este hospital, rechazando así que en esta unidad médica le hayan negado la atención, como habían asegurado algunos testigos de lo ocurrido; “No, no vine ninguna vez”, dijo.

Esta misma versión la sostuvo la directora del Hospital General de Irapuato, Mónica Reyes Berlanga, quien aseguró que tanto María de Lourdes como el bebé, están en buen estado de salud.

“Cuando nació el bebé fue la primera vez que vino al Hospital General de Irapuato. Esa es una información falsa (de que se le negó atención), la señora no había venido al Hospital General de Irapuato”, declaró.

Inmediatamente después de que la mujer bajó del taxi y una vez que fueron avisados de esta emergencia, la Directora asegura que se actuó de manera oportuna: “Resaltar la rápida respuesta de todos los médicos que estaban aquí en el hospital para tratar de atender el parto en las mejores condiciones”.

El recién nacido pesó 2 kilogramos, 800 gramos y midió 50 centímetros.

En este hospital nacen un total de 6 mil bebés al año.