Madero carece de “mano dura” vs ambulantaje

La Comisión Legislativa en el municipio asegura que el reglamento es “letra muerta”
La venta ambulante persiste en el primer cuadro de Madero
La venta ambulante persiste en el primer cuadro de Madero (Moisés Alonso Cordoba)

Madero

El comercio informal continúa invadiendo las banquetas del primer cuadro de la ciudad y la periferia del mercado municipal de Ciudad Madero, al respecto los líderes del comercio establecido reconocen que el reglamento carece de fuerza ya que no se aplica, por lo que hace falta mano dura.

El secretario de Conflictos de la Unión de Comerciantes, Felipe de Jesús Sosa Salas, expresó que la correcta aplicación de la ley permitiría que el comercio establecido no se afecte en sus ventas, ya que el ambulantaje representa una competencia desleal que ha ocasionado un desplome en ventas del 50%.

Expuso que un total 25 ambulantes se han establecido en las principales banquetas del centro de la ciudad, sin tomar en cuenta el peligro al que exponen a las personas que caminan para realizar sus compras en el centro de abasto, obstaculizan el libre tránsito de peatones que están en peligro de ser atropellados.

“Los ambulantes son un mal que no se ha podido erradicar, desde hace mucho tiempo, nos afecta en las ventas porque trae los mismos productos que vendemos en el mercado, no se ha logrado llegar a un buen arreglo con el comercio informal, la administración pasada los quitaba y ellos volvían, no se ha aplicado la ley ni el reglamento”, indicó.

La petición de los locatarios es a favor de la reubicación de los vendedores informales, se debe buscar un sitio donde puedan efectuar sus ventas sin afectar a los comerciantes que obligadamente deben pagar impuestos, servicios básicos como agua y luz, así como empleados.

“Hace falta mano dura por parte de la autoridad municipal a fin de que se logre reordenar este tipo de comercios, estas personas no pagan más que un permiso, no estamos pidiendo que les quite su fuente de trabajo, pero sí que ya no se permita que continúen sobre las banquetas ya que son un obstáculo para los adultos  mayores y niños”, comentó.

Ernesto Pérez, ambulante, explicó que el único modo de vivir y obtener dinero para llevar el sustento a su familia es realizando este comercio, señaló que en ningún momento ha pensado en afectar a nadie, por su seguridad buscan las banquetas de la ciudad para instalar un par de cajas para colocar encima los productos que ponen a la venta.

“Solo quiero trabajar, en ningún momento queremos afectar a los comerciantes y mucho menos a las personas que consumen nuestros productos, no tengo otra forma de obtener recursos, más que vendiendo estas chácharas”, respondió.

El regidor Marco Moctezuma Simón, de la Comisión Legislativa en Ciudad Madero, expresó que debido a que no se respeta el reglamento de ambulantes, el comercio informal ha estado en aumento. Manifestó que el reglamento es “letra muerta”, pero corresponde al área de Egresos hacer que se cumpla, dijo que aún no existen denuncias de la ciudadanía en contra de los ambulantes, sin embargo el comercio establecido ha solicitado que se reubiquen.