Macrolibramiento cuesta 200 mdp más por amparos

El Centro Jalisco de la dependencia federal se compromete a realizar los pasos de fauna comprometidos; no hay juicios que impidan obra, dice Bernardo Gutiérrez.
El primer tramo abarca el municipio de El Salto, y llegará a la autopista de cuota de Lagos de Moreno, en donde aún falta afinar detalles.
El primer tramo abarca el municipio de El Salto, y llegará a la autopista de cuota de Lagos de Moreno, en donde aún falta afinar detalles. (Mariana Hernández)

Guadalajara

Con 200 millones de pesos más en pago de indemnizaciones a ejidos y propietarios amparados, y una inversión ambiental que no estaba contemplada en el proyecto inicial, el Macrolibramiento de Guadalajara comenzará a ser realidad como ruta de desahogo del tránsito pesado hacia la metrópolis tapatía a finales de este mes, dijo ayer el director del Centro Jalisco de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Bernardo Gutiérrez Navarro.

El funcionario encabezó una visita al tramo de 30 kilómetros que entronca las carreteras a Chapala y al corredor industrial de El Salto, con la autopista de cuota a Lagos de Moreno y México, del cual faltan algunos detalles menores para abrirse a la circulación. Le acompañaron dirigentes empresariales y representantes de los medios de comunicación. Gutiérrez Navarro también realizó una plantación simbólica de árboles en la parte sur del tramo, y se comprometió a que se sembrarán 220 mil arbolitos, de los cuales ya se tienen 150 mil en un vivero enclavado en Ixtlahuacán de los Membrillos.

Aseguró que ya no hay amparos contra el megaproyecto, de unos 50 que se acumularon en los últimos años, cuyas suspensiones puedan impedir la obra. No obstante, en la zona de La Capilla y las inmediaciones del rancho propiedad del escultor Jorge de la Peña, - aun cuando el juicio de garantía de éste no prosperó en las instancias nacionales -, se determinó mover el trazo de la carretera unos 400 metros, ante las quejas de los daños que podrían deteriorar el arroyo Los Sabinos, que es parte de una gran área natural protegida desde 2013, decreto posterior al arranque de la obra, pero que alberga enormes ahuehuetes o sabinos de alto valor biológico y cuya historia se remonta a los tiempos anteriores a la conquista española.

Reconoció que el componente ambiental debió fortalecerse ante las diversas denuncias públicas y el peso de los juicios. Por ejemplo, la obra completa contendrá 101 pasos de fauna de los cuales dos serán elevados, en Tlajomulco y en Tala; el costo de cada uno de estos últimos rondará seis millones de pesos. “Pero el beneficio ambiental mayor se dará hacia adentro, hacia la propia ciudad a la que se le va a descargar un importante número de unidades de transporte pesado que mejorarán la movilidad y reducirán los niveles de contaminación”, dijo.

El beneficio económico, añadió, será notable porque el corredor que une a Guadalajara con Manzanillo es el más importante del país. Se espera que a finales de esta administración federal la mitad de la carga se mueva por el puerto del estado de Colima. Por eso, de forma paralela, se están construyendo los carriles faltantes en la zona de barrancas del Nevado de Colima-Atenquique, para que esa ruta sea completa a cuatro carriles. El Macrolibramiento completa esa infraestructura porque permite pasar por Guadalajara sin entrar a la ciudad, si se viene desde el centro del país o el norte hacia Manzanillo, o si la ruta es al revés. El director del centro Jalisco de la SCT aseguró que se tienen completados por lo menos a nivel de pavimento 97 kilómetros del libramiento.