Alcoholímetro sin fin de lucro: Luis de Villa

El alcalde de Lerdo señaló que la aplicación de multas por conducir en estado de ebriedad es para inhibir los daños a terceros, esto debido a las quejas ciudadanas por los cobros excesivos.
El operativo inició el viernes y concluyó la madrugada del domingo.
"La aplicación del alcoholímetro no tiene fines recaudatorios, no se debe ver así por las personas que vienen tomando" (Milenio Digital)

Lerdo, Durango

El alcalde de Lerdo, Luis de Villa Barrera, indicó que la aplicación de multas por conducir en estado de ebriedad no se visualiza por su administración como un mecanismo recaudatorio y en ese sentido, la aplicación del alcoholímetro se suscribe como una acción que intenta inhibir los daños a terceros.

A pesar de que la ciudadanía ha expresado malestar indicando que existe abuso de autoridad ya que los montos por concepto de multa son excesivos y se les detiene aunque pasen la prueba que mide los niveles de alcohol en la sangre, el edil dijo que los retenes están coordinados por la policía municipal, militar y estatal para evitar posibles contingencias.

"La aplicación del alcoholímetro no tiene fines recaudatorios, no se debe ver así por las personas que vienen tomando"

"La aplicación del alcoholímetro no tiene fines recaudatorios, no se debe ver así por las personas que vienen tomando", apuntó De Villa quien acotó, lo que se pretende es evitar que causen daños o pérdidas que lamentar.

Citó el caso de un conductor en estado de ebriedad que una noche invadió la banqueta entre las calles Aquiles Serdán y Rayón, dañando la vivienda y a integrantes de una familia que se encontraban sentados afuera del domicilio conversando.

Además refirió que se aplica un esquema de descuento a infractores donde se admite el no pago de la multa a condición de que se realicen trabajos comunitarios o de servicio social, donde se les solicita el barrido de calles o pintar bardas para pagar la sanción administrativa.

Detalló el alcalde que esta alternativa de sanción se aplica de acuerdo a la gravedad del daño ocasionado toda vez que dijo, se debe obrar en consecuencia y castigar delitos graves como lesiones o el homicidio culposo.

Luis de Villa señaló que en Lerdo se están homologando los horarios de venta de bebidas embriagantes y reiteró en cuanto a las multas, que no se trata de cobros excesivos, motivo por el cual la próxima semana podrá detallar los ingresos que se tienen por concepto de aplicación de multas.