Decadencia en la Lucha Libre en La Laguna

La región ha sido un gran semillero de gladiadores a nivel nacional. Hoy hay muchas anomalías: luchadores sin licencia, arenas sin permisos, ni las mínimas medidas de seguridad, etc.

Torreón, Coahuila

La Comarca Lagunera ha sido históricamente un gran semillero de gladiadores para la lucha libre nacional, más que cantidad suele producir calidad en sus elementos que emigran a las grandes empresas.

Pero hay muchas anomalías en este deporte y lejos de ser hoy en día una profesión, el mismo gladiador, promotor y hasta aficionado lo ve como una distracción y hobbie.

Prácticamente se ha denigrado al extremo la lucha libre en la región y duele bastante a la gente de la vieja guardia, quienes han visto como cada vez hay elementos que se dicen luchadores que con dos o tres meses que entrenan, ya suben a un ring a luchar en las primeras batallas de una cartelera.

Torreón da 10 funciones a la semana y al menos hoy la mitad ya ha contratado servicio médico. Quienes no los tengan se harán acreedores a multas y el cierre parcial o total del inmueble de ser reincidentes.

Luchadores sin licencia, arenas sin permisos, ni las mínimas medidas de seguridad, cualquier persona puede organizar funciones de lucha libre ya que no hay autoridad que se los impida. En fiestas infantiles, en aniversarios de parroquias o simplemente cerrando calles es lo que predomina desde hace tiempo.

La autoridad en este caso la Comisión de Lucha Libre de Torreón que preside Ramón Luján, solamente se limita a recibir en sus oficinas los programas que suelen organizar algunas arenas para ser autorizados y de vez en cuando sus Comisionados asisten para aplicar multas y es todo el trabajo que realizan actualmente.

No hay ningún tipo de organización en la Comisión de Torreón, no hay campeones, no hay una relación de elementos activos, un censo, una programación de exámenes médicos, no hay pruebas físicas y simplemente está en el olvido esta comisión.

GÓMEZ PALACIO

En Gómez Palacio aún pinta mucho peor el panorama, ahí las cosas son igual que en Torreón pero con el serio problema que un señor de nombre Fernando Guzmán es quien se dice es el Presidente de Box y Lucha Libre.

absolutamente nadie del gremio luchístico lo reconoce como tal, aún más es una persona que no tiene el menor conocimiento e intención de hacer algo por la lucha libre.

En repetidas ocasiones se asistió a la dirección de calle Mártires y Allende en donde se dice se encuentra la supuesta Comisión, pero ahí se maneja un domicilio particular.

El principal actor de la lucha libre es el mismo luchador, pero es también este elemento el principal culpable de la deplorable calidad de espectáculo que se ofrece hoy en día.

En Gómez Palacio en particular Arena Olímpico Laguna un tal Elathan Cid, se dice luchador, por haber sido entrenado por José Calzada “Piloto Suicida”, el joven con poder monetario ha debutado, ganado máscaras y ya es estelar de esta arena en menos de seis meses.

Cualquier aficionado o luchador se da cuenta que no tiene ni calidad, ni carisma para estar arriba de un cuadrilátero, pero es aquí cuando se ve como cualquiera que llegue con dinero o influencia puede hacerse "luchador".


                            [Da click para ver gráfico completo]

LA REESTRUCTURACIÓN

Apenas hace un par de días el Instituto Municipal del Deporte de Torreón, estuvo reunido con varios promotores de lucha libre en donde primero se detectó el rompimiento de la H. Comisión de Lucha Libre con las Arenas Locales, en donde los promotores externaron sus inquietudes ante Alina Garza Herrera dirigente del instituto.

Una larga sesión fue la que se presentó para la cual se tuvo que acordar otra la siguiente semana, ya que hay muchos puntos que las autoridades desconocían y otros más que se van a comenzar a llevar a cabo al corto y mediano plazo.

Entre los puntos más importantes es la conformación de un equipo de trabajo en donde ya se tiene contemplado varias actividades con miras a mejoras las condiciones de los luchadores y sus arenas.

Paulatinamente se estará buscando la mejoría en el espectáculo arriba del ring, esto mediante la capacitación y evaluación física de los luchadores.

Se pretenden homologar horarios en las funciones dominicales de Torreón, esto con el fin de evitar de una vez por todos los dobletes de los elementos.

En conjunto con el Instituto Municipal del Deporte ya se trabaja en una próxima certificación para entrenadores de lucha libre profesional, habrá diferentes módulos en los cuales podrán registrarse quienes sean formadores y entrenadores de elementos ya profesionales.

Se ha denigrado al extremo la lucha libre en la región y duele bastante a la gente de la vieja guardia, quienes han visto como cada vez hay elementos que se dicen luchadores que con dos o tres meses que entrenan, ya suben a un ring.

Todo esto avalado y certificado a nivel municipal y estatal, además será requisito indispensable para poder desarrollar como escuela de lucha libre estar certificado.

LA SEGURIDAD EN LA LUCHA LIBRE

Apenas surgió la fatal muerte del Hijo del Perro Aguayo y en particular Protección Civil exigió la presencia de paramédicos y ambulancia en puerta de todas las arenas de lucha libre en Torreón.

Aunque lo ocurrido en Tijuana con el "perrito" fue una total falta de capacitación tanto de los luchadores, réferis y la tardía atención de los cuerpos médicos del lugar.

Torreón da 10 funciones a la semana y al menos hoy en día la mitad ya han contratado estos servicios, quienes no los tengan se harán acreedores a multas y el cierre parcial o total del inmueble de ser reincidentes.

Pero parte de la seguridad es gran parte de culpabilidad de los mismos luchadores, algunos no respetan la profesión, suben a luchar sin calentar, otros no entrenan, otros más lo hacen con aliento alcohólico y algunos más totalmente embriagados o intoxicados con alguna sustancia.