Indígenas de Durango a la espera de justicia y progreso real

Pese a que las autoridades han reconocido la justicia tradicional de las comunidades y protege sus derechos, falta crear condiciones para su aplicación plena, como falta que las nuevas carreteras.
Indígenas de Durango esperan justicia y progreso real.
Indígenas de Durango esperan justicia y progreso real. (Gilberto Lastra Guerrero)

Durango

En las cárceles de Durango se encuentran purgando penas 70 indígenas según las estadísticas de la Secretaría de Seguridad Pública y la mayoría de los casos son por robo y homicidio, dos casos por delitos sexuales.

Mariano Soto, ex diputado indígena, comentó que en algunos de los casos de los indígenas detenidos, se dilató el proceso de asignación de un intérprete y por eso se encuentran encarcelados, además, que no todos los beneficios de las leyes locales llegan a las comunidades más alejadas.

La creación de infraestructura para las comunidades autóctonas en Durango no tiene más de una década y es por eso que ahora se cuenta con dos carreteras que pueden ser consideradas importantes y atraviesan la Sierra Madre Occidental a través del municipio de El Mezquital.

JUSTICIA TRADICIONAL

Apolonio Betancourt Ruiz, presidente del Tribunal Superior de Justicia en el Estado de Durango, explicó que la entidad se encuentra como punta de lanza a nivel país porque se trabaja en conjunto con los sistemas tradicionales de justicia como con el Poder Judicial y se contará con un Tribunal Tradicional.

En Durango las 200 comunidades de menos de 50 habitantes que se encuentra en pobreza extrema en estos momentos, cambien de categoría.

"Vemos que la justicia tradicional sea asumida por la autoridad del Poder Judicial, es decir, no es sólo una autoridad tradicional sino que lleva implícita a la Ley para que sus resoluciones, no sean una resolución solamente comunitaria sino que lo sea de una autoridad judicial".

Betancourt Ruiz comentó que este es un sistema paralelo en el que se respetan, incluso, la autoridad indígena, forma parte del proceso, con lo que se llega a conciliar las dos formas de aplicar la justicia en las comunidades indígenas de Durango.

“En el esquema de la autoridad constitucional del Poder Judicial del Estado, de tal manera que la autoridad tradicional, se convierte en una autoridad auxiliar y sus resoluciones pasan de ser de autoridad comunal a judicial circunscrita a su comunidad”.

En el momento de ser cuestionado sobre el funcionamiento de este esquema de justicia, indicó que seguirá la misma dinámica que se lleva hasta el momento.

“No queremos moverle nada a su tradición, a sus usos y costumbres, ellos seguirán resolviendo como lo hacen actualmente, sólo que sus resoluciones tienen la autoridad judicial del Estado de Durango”.

Destacó que se cuenta con un juzgado mixto en la cabecera municipal de El Mezquital, donde se encuentra concentrada la mayor cantidad de personas indígenas en Durango.

“Para que no tengan que venir al Primer Distrito en Durango, porque las etnias cuando son de diferentes regiones también tiene variantes lingüísticas o variantes en su lenguaje. Lo que queremos es que esté cerca de su comunidad para que los intérpretes sean de su comunidad y no sean personas diferentes. Pero además de ser intérprete es un traductor, porque no sólo es traducir, sino interpretar lo que dice la Ley”.

POSIBLES SANCIONES

Luego que el ex diputado indígena, Mariano Soto, declarara que aunque se cuente con las leyes necesarias para el desarrollo de los pueblos originarios, si los funcionarios públicos no cuentan con la sensibilidad para ir hasta las comunidades a aplicar los programas que sean necesarios, de nada sirven.

Sobre este tema se le cuestionó al diputado local y presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas si era necesario hacer modificaciones en las leyes locales para sancionar a este tipo de funcionarios públicos que no realizan a cabalidad su deber.

Por lo que respecta al trabajo legislativo en pro de los indígenas locales, comentó que la armonización de las leyes en el tema es una de las más avanzadas del país, “incluso ha sido reconocido a nivel nacional y va desde temas tan sencillos como en el tema de salud y que cada vez que un indígena acude a una instancia médica tiene que haber un traductor, alguien que entienda su lengua”.

Por lo que respecta al tema de educación, es obligatorio que en las zonas indígenas se debe de hablar en la lengua del lugar, “porque hay muchas cosas que en el español no lo entendían. Y se forma a los indígenas para que puedan seguir enseñando en su lengua”.

También destacó que dentro de las nuevas normas locales, ahora se tiene que realizar una consulta y de aprobarse en la asamblea indígena, se podrán realizar las acciones.

El diputado indígena, Israel Soto, de extracción perredista, comentó que la figura del diputado indígena se creó hace dos legislaturas y que en el momento de comenzar con el trienio, se contaba con esta igura, lo mismo que el diputado migrante.

“En el esquema de la autoridad constitucional del Poder Judicial del Estado, de tal manera que la autoridad tradicional, se convierte en una autoridad auxiliar y sus resoluciones pasan de ser de autoridad comunal a judicial circunscrita a su comunidad”.

“Esas son las figuras que exigía en aquel momento la Ley, respecto a los cargos de elección popular, de los espacios de representación proporcional en la cámara.

Sí existía. Si no es así, actualmente es una situación de retraso en materia de participación de los grupos y segmentos minoritarios, y se tiene que promover, es un segmento de la población excluido, olvidado y con condiciones de miseria extrema. Se debe incentivar su participación política”, dijo.

Dio a conocer que se creó marco jurídico de protección y de respeto a sus derechos “pero están en el papel, es prácticamente teoría porque para este 2016, a pesar de ser nuevas iguras, como la consulta a los indígenas sobre sus temas, no está proyectado en los presupuestos.

Mientras no haya dinero para aplicar lo que dice la Ley, se convierte prácticamente en letra muerta y en Durango no tenemos ninguna igura jurídica que le sirva al ciudadano para exigir al Estado que le garantice los derechos plasmados en la Constitución”.

En el momento de ser cuestionado sobre si siguen con la misma vulnerabilidad que hace una década, indicó que se encuentran “peor, porque en gran medida tienen otros problemas que en el pasado no había, como lo son los grandes capitales, las empresas mineras y las empresas madereras que están al acecho de sus bienes, de lo que son dueños”.

Finalmente dijo que también la drogadicción y la inseguridad son otros temas que afectan a las comunidades tradicionales en las comunidades indígenas que hay en la entidad.

DESARROLLO DE LOS PUEBLOS

El delegado de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Abraham Moreno, comentó que el principal reto que se tiene hasta el momento, es que las 200 comunidades de menos de 50 habitantes que se encuentra en pobreza extrema en estos momentos, cambien de categoría.

El funcionario federal explicó que en Durango, son 963 las comunidades indígenas, pero una cuarta parte es la que se encuentra en condiciones complicadas.

Y dentro de los avances que considera, enumeró que desde hace una década ya se han introducido algunos servicios públicos, como lo son energía eléctrica y agua potable.

“La región indígena, con lo extensa que es, ha tenido una evolución en los últimos 10 años, luego de 2005 a la fecha se ha registrado un avance realmente importante. Porque antes del 2005, la región no contaba con un metro cuadrado de pavimento y no había una toma de energía eléctrica, no había una descarga domiciliaria ni alcantarillado”.

Explicó que el rezago se ha abatido en la década en la que se comenzó con las inversiones en infraestructura, “sin embargo, por lo extenso y lo disperso de la población, con el catálogo de comunidades indígenas, nos definió un universo reconocido de comunidades de 963 pueblos en las diferentes regiones del Estado”, explicó.

Otro de los puntos mencionados por el entrevistado, fue que el 95 por ciento de las comunidades se encuentra concentrado en los municipios de Pueblo Nuevo y El Mezquital.

Por lo que “abatir este rezago en ese número de localidades es una tarea que nos va a llevar un tiempo importante. Sin embargo, estos esfuerzos de estos últimos once años, nos han dado la posibilidad de contar con un eje carretero que atraviesa la parte más importante de la región indígena”.

Moreno fue claro al mencionar que esta rúa, con destino a Nayarit, atraviesa las comunidades demográicamente más importantes de la zona indígena, como los es Huazamota, Llano Grande, Candelaria y con un ramal pavimentado se llega a Guajolota y Santa María de Ocotán, “y nos da la posibilidad de cuando menos un eje que facilita mucho la comunicación”.



 http://www.milenio.com/region/Los_indigenas_de_Durango-Apolonio_Betancourt_Ruiz_MILIMA20160125_0088_1.jpg

  [Da click para ver gráfico grande]