López tiene que hacer gala del arte de la política: Silva Solórzano

Ana Bertha Silva Solórzano, ex dirigente provisional del PRI recomendó a Santiago García López que apriete el paso en la restructuración de comités y consejos municipales.
Ana Bertha Silva Solórzano
Ana Bertha Silva Solórzano (Carlos Olvera)

Guanajuato, Gto.

La ex dirigente provisional del PRI, Ana Bertha Silva Solórzano, se despidió del priísmo guanajuatense con la recomendación de que el nuevo dirigente apriete el paso en la restructuración de los comités y consejos políticos municipales y se siente a establecer acuerdos con todas las corrientes internas.

En entrevista en el centro histórico de la ciudad, Silva Solórzano, dijo que Santiago García López, tiene enfrente muchos retos importantes, "primero tiene el tiempo encima; tiene que ver con acelerar los tiempos y los acuerdos y las negociaciones en el más puro sentido de la expresión, para poder conformar los consejos políticos municipales que no es poca cosa, ".

Segundo "tiene que conciliar y de hacer gala del arte de la política; de sentarse a dialogar, pero también de sentarse a escuchar, para que todos los que quieran estar en la gran fiesta final puedan estar sentados en la mesa de eso se trata", señaló.

Dijo que todas las fuerzas representativas del estado de Guanajuato, deben estar sentados en una sola mesa que se llama PRI, "así como hay un solo dirigente que se llama Santiago García López, el PRI es de todos, y deben estar todos, ese es el reto principal".

La ex dirigente provisional dijo que se va satisfecha, porque pudo colaborar con el esfuerzo de los priistas de Guanajuato, para establecer el proceso de renovación, "que se antojaba dificultoso y pudimos decirle a los agoreros del desastre que Guanajuato está preparado para cualquier contingencia y solo hacía falta que se pusieran de acuerdo y cada soldado en su lugar"

Silva Solórzano, reconoció que todavía quedan inconformidades que tendrán que limarse, porque nadie se prepara para perder y "cuando ocurre no le encontramos la cuadratura a ese resultado, pero también hay que prepararse, porque la vida es una competencia y pocas veces se ha visto que los futbolistas terminen a moquetes por el resultado; si fue un partido limpio o no, eso ya es otra cosa, el partido ya se jugó".

En este sentido, dijo que el proceso de elección fue impecable; si alguno de los contendientes puso ingredientes no gratos para la otra parte eso ya es otra cosa, concluyó.