Logra la Procuraduría quinta sentencia condenatoria por trata de personas

Con esta última resolución, la instancia acreditó la responsabilidad en contra de siete personas por este delito
Realizan operativo en bar de la ciudad.
Realizan operativo en bar de la ciudad. (Foto: Archivo)

Tlaxcala

La Procuraduría General de Justicia del Estado (Pgje) logró, a través del trabajo de la Policía Ministerial, peritos y el Agente del Ministerio Público en campo y en el ámbito jurídico, la quinta sentencia condenatoria por el delito de trata de personas en contra de Joel González Osorio, quien golpeaba a su víctima y la explotaba sexualmente en diferentes bares de Tlaxcala y Puebla.

De esta forma, la Pgje acreditó la responsabilidad de esta persona en el delito de trata de personas, por lo que recibió una sentencia de 13 años y seis meses de prisión, así como una multa de mil 500 días de salario mínimo vigente en el Estado de Tlaxcala.

Con esta acción se da cumplimiento a las políticas públicas definidas que impulsa el Gobierno del Estado para combatir de manera frontal y decidida este flagelo social.

La agraviada fue rescatada el 16 de julio de 2011, tras ser trasladada al Hospital General de Apizaco, ya que el inculpado la arrojó a una barranca que se ubica en el municipio de San Pablo del Monte.

Tras el incidente, la afectada denunció formalmente a su agresor, a quien señaló como quien la agredía físicamente y la explotaba desde 2008 en bares de Tlaxcala y Puebla.

Por lo anterior, el fiscal adscrito a la Pgje documentó las pruebas contundentes que dieron como resultado que el Juzgado Segundo del Distrito Judicial de Guridi y Alcocer obsequiara la orden de aprehensión en contra de Joel González Osorio, por el delito de trata de personas, la cual se ejecutó el 26 de octubre del año 2011.

La agraviada perdió la vida a consecuencia de las lesiones que sufrió al ser arrojada a la barranca; sin embargo, los hechos ocurrieron un año después, por lo que no se le pudo responsabilizar al agresor del delito de homicidio calificado, ya que la muerte ocurrió después de los 60 días estipulados por la ley para fincar responsabilidades.

Derivado del proceso jurídico, el 28 de octubre del mismo año se decretó auto de formal prisión en contra del inculpado y el 2 de diciembre de 2013 se le dictó sentencia condenatoria.

Este logro jurídico se suma a las cuatro condenas que ya consiguió la Pgje a través del trabajo jurídico, mediante el que se aportaron las pruebas contundentes para la obtención de estos fallos en contra un total de siete personas.