Recolectan 38 toneladas de residuos electrónicos

Los residuos electrónicos serán tratados por empresas especializadas para evitar la contaminación del ambiente con plomo y litio.
Los días 4 y 5 de mayo se llevará a cabo el "Recolectrón 2016" en La Laguna de Coahuila.
Los desechos electrónicos fueron enviados a un depósito especializado. (Milenio)

León, Gto.

Fueron recolectadas 38.3 toneladas de residuos electrónicos y 12.8 de material reciclable en el Centro de Acopio ubicado en el parque Los Cárcamos, durante el lapso enero-septiembre.

Al rendir su informe trimestral ante la Comisión de Medio Ambiente del H. Ayuntamiento, el director de Medio Ambiente Sustentable, Fidel García Granados, destacó que el programa permanente de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos ha evitado el ingreso de estos desechos al relleno sanitario.


Los residuos electrónicos contienen litio y plomo, los cuales requieren de un tratamiento especial y no deben ser ingresados al relleno como basura. Lo que se recopila en el Centro de Acopio es manejado y dispuesto de manera adecuada por empresas especializadas, avaladas por las autoridades federales en la materia.


Tan sólo en el trimestre de julio a septiembre en dicho centro se recibieron 12.6 toneladas de residuos electrónicos y 7.8 de material reciclable como PET, vidrio, papel y cartón. A fin de ampliar la recepción de estos residuos se abrieron otros cinco centros de copio en instituciones educativas: Cetis 77 y Cetis 21, Instituto Lux, Cecyteg San Juan Bosco, y la Preparatoria Oficial.

En este informe que presentó la Dirección General de Medio Ambiente Sustentable a la comisión respectiva, destacó que como parte del programa de Manejo Integrado de Plagas de enero a septiembre atendieron 3 mil 558 árboles con poda sanitaria para combatir la plaga del muérdago, con lo cual se evitó que se secaran; asimismo, se aplicaron 1 mil 663 vacunas a 512 árboles a fin de combatir diversos tipos de plagas.


Asimismo, fueron retiradas 118 palmas datileras que se secaron como consecuencia de la plaga conocida como “el picudo”; en sustitución se plantaron árboles nativos de la región.