Antorchistas reclaman solución a daños por las lluvias

Un total de 300 personas llegaron al Palacio de Gobierno y solicitaron una audiencia con el gobernador Rubén Moreira para darle a conocer el problema que padecen 5 mil agremiados.
Acudieron a manifestarse 300 personas al Palacio de Gobierno.
Acudieron a manifestarse 300 personas al Palacio de Gobierno. (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

Un total de 300 integrantes de la Organización "Antorcha Campesina" se manifestaron afuera del Palacio de Gobierno de Coahuila y exigieron una audiencia con el Gobernador Rubén Moreira Valdez.

Quieren darle a conocer la situación de cinco mil agremiados de todo el Estado afectados por las lluvias atípicas del mes de marzo y pedir su apoyo para enfrentar esta situación.

Ignacio Cruz Tobón, líder de este gremio expuso que desde el lunes se solicitó una audiencia urgente, sin embargo, fueron atendidos por servidores públicos de la Secretaría de Desarrollo Social quienes pidieron que presenten por escrito las prioridades.

Además con la declaratoria de zona de desastre para  la región Laguna, ellos demuestran que de verdad están pasando por una situación grave.


El líder de los campesinos asegura que para los afectados de los municipios de Torreón, San Pedro, Matamoros, Parras, General Cepeda y demás comunidades afectadas los daños a sus viviendas son prioridad, pues están en riesgo de que al registrase más lluvias su situación empeore.

"A algunos se les reblandecieron sus techos, esos son los que menos daños tienen, otros de plano se vinieron abajo los techos, pero en cualquier momento nos puede llover otra vez y esas personas mas a seguir siendo afectadas", indicó.

Agregó que además con la declaratoria de zona de desastre para  la región Laguna, ellos demuestran que de verdad están pasando por una situación grave y asegura que las necesidades de vivienda están en todo el Estado principalmente en las comunidades rurales.

Puntualizó que si el día de hoy no son atendidos por el gobernador se retiraran a sus casas, pero podrán volver mañana u otro día hasta que reciban una respuesta.