Lluvias evidencian falta de mantenimiento en calles

Baches, hundimientos, aguas estancadas y malos olores persisten en tramos como el bulevar Rodríguez Triana, Saltillo 400, División del Norte, bulevar Francisco Sarabia, calzada Xochimilco, etc.
Después de la lluvia, agua estancada, baches y hundimientos.
Después de la lluvia, agua estancada, baches y hundimientos. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Luego de las lluvias de hace tres días, la falta de mantenimiento en la pavimentación de varias arterias principales fue evidente.

Entre ellas destaca la avenida Juárez, en su tramo hacia el oriente el bulevar Pedro Rodríguez Triana, donde incluso se hundieron vehículos y la calzada División del Norte.

En la primera vialidad pudo constatarse que en la parte que va de la calzada Saltillo 400 al bulevar Francisco Sarabia aprecieron nuevos baches y el pavimento fue carcomido por la humedad, principalmente en las cercanías de la Central Camionera y al pasar la calzada Xochimilco.

Cabe recordar que Protección Civil reportó que fue una cifra histórica la que cayó de lluvia, pues fueron contabilizados 50.4 milímetros en 18 horas.

En el caso del bulevar Rodríguez Triana fue apreciable que en el tramo que está a la altura del Colegio Británico, la acumulación de agua aún salta a la vista, además de que brotan de una alcantarilla y el aroma fétido es perceptible.

Sin embargo, para quienes transitan por el lugar las inundaciones no son el único problema, debido a que surgió un hundimiento en el que ayer por la mañana quedó atrapado un vehículo y por la tarde una motocicleta, la cual fue sacada por el propietario auxiliado por vecinos del sector.

En el caso de la calzada División del Norte, en el tramo que conecta la Gómez Morín con el bulevar Torreón-Matamoros, aparecieron baches en varias partes de la carpeta asfáltica e incluso hubo hundimiento que los vecinos de algunas colonias trataron de tapar con neumáticos.

En contraste, otras vialidades como el Diagonal Reforma no sufrieron afectaciones porque recientemente fueron pavimentadas.

Al hacer un recorrido por la calle rápida, lo único que pudo constatarse es que seguían algunos encharcamientos en ciertas partes, sin embargo en lo que respecta a la pavimentación no se detectaron baches y la apariencia es similar a la de hace meses cuando se entregó la obra.