Colocan abate en charcos para evitar mosco Aedes Aegypti

La Jurisdicción Sanitaria Seis de Torreón indicó además que aplican cloro en las lagunetas que se formaron por las lluvias. Hasta el momento no ha habido casos de denguen, zika y chikungunya.
La lluvia de esta semana en Torreón equivale a casi la mitad de lo que cayó en 2015.
La lluvia de esta semana en Torreón equivale a casi la mitad de lo que cayó en 2015. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

Con el agua estancada en algunas calles de Torreón debido a las recientes lluvias, aunado al incremento en la temperatura, crecen las posibilidades de la proliferación de mosco Aedes Aegypti.

Para evitar riesgos, la Jurisdicción Sanitaria Número 6, inició con la nulificación del desarrollo del mosquito que podría ocasionar dengue.

A través de la colocación de abate en los charcos que permanecen en algunas calles, iniciaron con las estrategias de prevención.

Hasata el momento se tiene el reporte de cero casos de dengue en la jurisdicción de La Laguna, que abarca además a Matamoros y Viesca.

Además de dengue, también se busca prevenir Zika y Chikungunya.

El Jefe de la Jursidicción Sanitaria número 6, César del Bosque, mencionó que la posibilidad del desarrollo de los moscos portadores del virus que afectan a los seres humanos y que pueden llegar a ocasionar la muerte, no se genera de forma momentánea.

Sin embargo están colocando abate, así como cloro en las charcas y en las lagunetas que se formaron recientemente.

"De continuar el sol tres o cuatro días más, es cuando empezaría a formarse los huevecillos, o la pupa y la probabildad de que empiecen los mosquitos, por eso estamos nulificando los caldos propicios futuros de mosquitos".

Las medidas preventivas se reforzarón durante este fin de semana por las lluvias que iniciarón el pasado miércoles en la tarde noche, sin embargo César del Bosque detacó que durante todo el año se lleva a cabo este trabajo.

Recomendó a las familias a llevar a cabo medidas preventivas también en sus viviendas, como la deschacharrización, eliminación de las llantas que existen en sus patios, de las azoteas, así como todo aquello en donde se puede acumular el agua y son caldos propicios para el desarrollo del mosco.