Limpieza en drenaje genera pocas inundaciones

En Gómez Palacio luego de las lluvias no hubo obstrucciones con escombro o llantas y solo acumularon hojas. La semana pasada sí acarreó algunos problemas de azolve.
Gómez Palacio registró inundaciones en tres sectores.
Gómez Palacio registró inundaciones en tres sectores. (Aldo Cháirez)

Gómez Palacio, Durango

El director del Sistema Descentralizado de Agua Potable y Alcantarillado (Sideapa), Guillermo Morales dijo que la lluvia atípica que se presentó el fin de semana generó una movilización de las brigadas técnicas para el desagüe de aquellos sectores que resultaron con fuertes encharcamientos.

Explicó que los puntos críticos que se identificaron fueron las colonias Santa Sofía, Alamo-Cholón y Nuevo Refugio, donde todavía al mediodía de ayer lunes se mantenían extrayendo el líquido acumulado.

En tanto que en otras como la Rebollo Acosta se detectó la necesidad de construir un colector pluvial para de ahí rebombear al cárcamo ubicado en la colonia Tierra y Libertad.

Se acumuló el agua en la calle Morelos entre el bulevar Ejército Mexicano y la avenida Matamoros, así como en algunos cruceros de las colonias Santa Sofía, Álamos, etc.

Explicó que en el caso del cárcamo de la colonia Tierra y Libertad les ganaron las lluvias, toda vez ya se encuentra considerada la obra de un rebombeo en una línea de 12 pulgadas y en una longitud de 360 metros. Aseguró que podría ser esta semana o la próxima cuando inicien los trabajos.

Se presentaron puntos conflictivos debido a que la ciudad no cuenta con drenaje integral para aguas pluviales y se acumuló el agua en la calle Morelos entre el bulevar Ejército Mexicano y la avenida Matamoros, así como en algunos cruceros de las colonias Santa Sofía, Álamos Cholón y El Refugio.

Debido a que a lo largo del año se realiza mantenimiento constante en las redes de drenaje, en esta ciudad no se presentaron obstrucciones con materiales como escombro, llantas, etc.

El personal técnico de Sideapa opera en tres fases ante la presencia de fuertes lluvias, siendo el primer paso atender y asegurar la operación de los cárcamos pluviales, para lo cual se establecen cuatro cuadrillas de guardia disponibles las 24 horas del día.

La primera lluvia de la semana pasada sí acarreó algunos problemas de azolve, ya en lo que fue las del viernes y sábado solo acumularon hojas de los arboles que se quedaron atrapadas en las rejillas, la cual fue sacada para evitar taponamientos.