Lluvias trastocan fin de semana largo por asueto en Nuevo León

Se estima acumulación entre los 100 y los 150 milímetros de agua, según Protección Civil estatal; reportan saldo blanco respecto a vidas humanas.

Monterrey

Las lluvias que este fin de semana han caído en Nuevo León derivadas del frente frío número 2 han causado diversos daños materiales, aunque hasta el cierre de edición las autoridades reportan saldo blanco respecto a pérdidas humanas.

Afectaciones en calles y avenidas de Monterrey y la zona metropolitana, encharcamientos, inundaciones en algunos sectores, derrumbes de inmuebles, aumento en el nivel de las presas, vehículos varados y deslaves consecuencia del volumen de agua que han dejado las precipitaciones fueron reportadas desde la madrugada del sábado.

Uno de estos eventos fue el deslave del tercer carril exprés de la avenida Constitución producto de la crecida del río Santa Catarina. Elementos de Tránsito de Monterrey acordonaron una longitud de aproximadamente 300 metros frente al Parque Fundidora para resguardar la seguridad de los automovilistas.

Por la noche, la Secretaría de Obras Públicas de Estado informó que en conjunto con la Comisión Nacional del Agua, hará un dictamen técnico para evaluar la estabilidad del talud lateral de la avenida Constitución a raíz del deslave con el fin de evaluar los daños y labores de reparación pertinentes.

Se informó vía comunicado que este tramo de la avenida Constitución, de la avenida Churubusco hacia el poniente, no había sido afectado por el huracán Alex ni por fenómenos posteriores, siendo un tramo vehicular construido antes del Par Vial.

En agosto de 2010, el Gobierno del Estado anunció la implementación provisional del Par Vial de Morones Prieto y Constitución para dar fluidez vial luego de que el huracán Alex causara severos daños a ambas arterias. El 17 de diciembre del mismo año, el gobernador Rodrigo Medina anunció que pese a que se trataba de un programa emergente, el Par Vial sería definitivo, para el cual se incluyeron 28 obras complementarias con una inversión de dos mil millones de pesos, de un total de 17 mil millones para reconstrucción de la entidad.

Además de lo ocurrido en el talud del río Santa Catarina, a temprana hora, Jorge Camacho Rincón, director de Protección Civil del Estado, comentó que hubo deslaves en algunos puntos del sur del estado y la zona metropolitana.

Señaló que en Santa Catarina fueron evacuadas y llevadas a un albergue por parte de Protección Civil Municipal tres familias del arroyo El Obispo, ante el riesgo de una creciente, mismas que volvieron a sus casas una vez que pasó la alerta. Una situación similar sucedió en Guadalupe, donde decenas de familias del río La Silla fueron evacuadas por la policía municipal.

“En general todo el estado de Nuevo León recibió una cantidad importante de precipitación en diferentes momentos y en diferentes proporciones, pero ciertamente la zona serrana aledaña al área metropolitana es una de las que recibió la mayor descarga de lluvia, el mismo que generó como consecuencia el que nuestros ríos y arroyos en zona metropolitana tuviesen crecientes, aunado a algunos encharcamientos”, explicó.

El titular de PC estatal reiteró que no ha habido reportes de ciudadanos heridos o desaparecidos.

“No tenemos personas lesionadas, no tenemos personas desaparecidas, en general el estado está operando”.

Informó que el fenómeno climatológico perderá fuerza paulatinamente.

“El frente frío como tal ya ha transitado por nuestra entidad; para mañana domingo tendremos una menor cantidad de precipitación, y estas lluvias pero ya más aisladas se podrían extender para lunes y martes”, dijo.