Lluvia milagrosa salva la ya tradicional jornada de contaminación en la ciudad

Por primera ocasión en años, el 25 de diciembre no pasará como uno de los días con más altos niveles de polución aérea; sólo en dos estaciones se rebasaron los 100 puntos Imeca.
En general, la calidad del aire en la ZMG fue regular.
En general, la calidad del aire en la ZMG fue regular. (Nacho Reyes)

Guadalajara

Las mañanas del 25 de diciembre son el festejo del nacimiento del divino redentor para la mayormente católica y a últimas fechas cristiana reformada comunidad de Guadalajara. También habían sido por 30 años, sin falta, jornada de fiesta para la contaminación del aire, en especial, las partículas suspendidas menores a diez micras, ese polvo sutil que se cuela por los orificios nasales y desciende a los pulmones; responsable desde catarros ligeros hasta enfermedades crónicas severas, incluso mortales.

Pero ayer, este segundo seguro supuesto no se cumplió. Contra la tendencia histórica, la mañana del 25 de diciembre no se convirtió en una de las peores del año en materia de calidad del aire, lo que revelan los registros de la red de monitoreo atmosférico de la zona metropolitana de Guadalajara, pues apenas en dos estaciones se rebasaron los cien puntos del índice metropolitano de la calidad del aire (Imeca), lo que no da ni para una precontingencia ambiental.

Según la información de la red, que se puede consultar hora por hora en su equivalencia en Imeca en http://siga.jalisco.gob.mx/aire/Datos.html, las estaciones de Santa Fe y de Las Pintas, las más nuevas, son las que rebasaron el parámetro, por lo que tuvieron por largas horas mala calidad del aire. En el caso de la estación de Santa Fe, enclavada en Tlajomulco de Zúñiga, se contabilizaron más de cien puntos desde las ocho de la mañana. En Las Pintas, ubicada en El Salto, muy cerca del lindero con Tlaquepaque y Tlajomulco, la anomalía se registró a partir de las diez de la mañana.

No obstante, en ambos casos no se estableció siquiera fase de precontingencia, pues conforme con el plan vigente en la ciudad, esa fase entra a partir de 150 puntos Imeca, sostenido al menos durante dos horas. Arriba de cien puntos, el sitio oficial simplemente plantea la siguiente observación: “Se pueden presentar efectos a la salud, en particular para grupos vulnerables, como personas con enfermedades respiratorias y cardiovasculares, adultos mayores, niños. Evite las actividades al aire libre, esté atento a la información de calidad del aire. Acuda al médico si presenta síntomas respiratorios o cardiacos”.

No se cuenta aún con una explicación clara de por qué, pese a la actividad humana especial en los festejos de Navidad, no hubo emisiones que ameritaran contingencia. Una posibilidad tiene que ver con la lluvia que cayó al anochecer, que pudo limpiar la atmósfera.