Lleve su perro al dentista y evítele enfermedades peores

Si el can lleva una buena salud bucal puede prevenir enfermedades crónicas.
La odontología veterinaria es una especialidad sin mucho desarrollo.
La odontología veterinaria es una especialidad sin mucho desarrollo. (Mariana Hernández León)

Guadalajara

El hecho de que un perro tenga una dentadura perfecta que cautive a cualquiera, seguramente no es una prioridad para sus amos, ya que este no es un factor para que el can luzca mejor o le facilite la búsqueda de una pareja. 

Sin embargo, si pensamos que nuestro animal de compañía puede padecer problemas de nutrición y alguna enfermedad crónica a partir de una mala salud bucal, el concepto de cuidados dentales cambia radicalmente.

“Cuando tenemos un paciente que tiene problemas de sarro, estomatitis o gingivitis, nos encontramos con perros que por tener frecuentemente bacterias a mediano o largo plazo pueden afectar riñones, hígado, corazón y aparato digestivo de una manera crónica”, explicó el especialista en odontología veterinaria, Federico Reyes Munguía.

Para tener en cuenta la salud bucal de los canes, en el Área Metropolitana de Guadalajara trabajan alrededor de tres odontólogos veterinarios, un número que es bastante pequeño considerando que pese a que esta especialidad se ha desarrollado en los últimos 20 años, no ha crecido de manera considerable. 

Reyes Munguía recomienda que durante el crecimiento y desarrollo del animal se le proporcione atención bucal. Desde un principio hay que revisar el nacimiento de los dientes de leche y la mudación a los dientes permanentes, etapa que se da entre los tres y siete meses de vida, ya que el mal crecimiento de un diente puede afectar la mordida o paladar del can y puede provocar la pérdida de dientes a corta edad.

Tras cumplir dos años de edad, se aconseja que a la mascota se le lleve a una limpieza de la dentadura. Luego de esta cita con el veterinario,  se recomienda que año con año se le someta a este procedimiento. 

“¿En qué consiste la limpieza? reside en eliminar todo el sarro que se le ha adherido a los dientes, pulirlos y en ocasiones hay que aplicar flúor para proteger la superficie y tener un poco más de resistencia”, detalló el odontólogo veterinario. 

El especialista recuerda que el poco conocimiento en el cuidado dental de los perros provoca casos constantes en los que al fracturarse algún diente, desarrollan abscesos en el rostro acompañados de dermatitis, la cual se atiende con un dermatólogo normalmente, sin embargo se puede agravar al no tratarse con un dentista.

La instrumentación y aparatos tecnológicos para atender a los perros son los mismos para el humano. Algunos se deben de adaptar para que estén acorde al tamaño de la dentadura de las especias. En el mundo de la odontología animal también se utilizan los brackets a los perros: “Se pueden poner aparatos ortodóncicos, igual se pueden poner separadores, mantenedores de espacio, se pueden utilizar aparatos que nos ayuden a mantener un espacio o a generar más espacios entre dientes y buscar un repocisionamiento entre ellos, se pueden utilizar ligas, alambre en diferentes tipo de aparatos”, detalló Reyes Munguía.

En las intervenciones a los canes se aconseja aplicar anestesia para poder maniobrar de manera cómoda, no obstante dependerá del procedimiento si el perro en dormido en su totalidad o no. Los costos pueden variar. Una limpieza dental puede partir de los 300 hasta los tres mil pesos, también dependiendo del paciente y el método.