Llera cuenta historia con variedad arquitectónica

El municipio fue la primera Villa del Nuevo Santander, hoy Tamaulipas.

Llera

Ubicada en el centro de Tamaulipas, la ciudad de Llera de Canales ofrece a sus visitantes una variedad de monumentos arquitectónicos de mucha antigüedad, destacando el templo de Nuestra Señora del Rosario, cuya construcción inició en los últimos años del siglo XVIII.

El subsecretario de Turismo del estado, Salvador Treviño Salinas, señaló que a pesar de ser uno de los municipios más pequeños de la entidad, Llera de Canales ofrece una diversidad de atractivos a sus visitantes.

Refirió que se trata de una ciudad tipo colonial que guarda una parte importante de la historia de la entidad, ya que fue la primera Villa del Nuevo Santander (hoy Tamaulipas) dentro del plan de colonización de Don José de Escando, fundador de esta región.

"Fue fundada el 25 de diciembre de 1748 por el Coronel José de Escandón y Helguera, Conde de Sierra Gorda, con el nombre de Llera para perpetuar el apellido de quien fuera su esposa, la señora Josefa de Llera y Ballas", dijo.

"Posteriormente se le agregó el de Canales, en honor del general Servando Canales, para así formar el nombre que actualmente lleva", explicó a Notimex.

Llera, dijo, es de los municipios que se caracterizan por tener monumentos arquitectónicos antiguos como el templo de Nuestra Señora del Rosario, cuya construcción data de los últimos años del siglo XVIII.

Asimismo, en esta población se localiza la ex hacienda La Clementina, construida a fines del siglo XIX y la ex hacienda de Forlón, edificada a inicios del siglo XX.

El funcionario de turismo resaltó también el río Guayalejo, que atraviesa el municipio de oeste a este, y es la principal cuenca de abastecimiento de agua para todo el altiplano tamaulipeco.

Manifestó que este río permite a sus visitantes practicar ecoturismo en canoa o kayak entre otros deportes acuáticos que se ejercitan durante los periodos vacacionales.

Enfatizó que otro de los atractivos de Llera es la variada fauna compuesta por conejos, liebres, armadillos, jabalí, gato montés, guajolote silvestre y tejón, además de venado cola blanca, oso negro, jaguar y puma.

En tanto que las mujeres de la zona comercializan los trabajos que realizan con arcilla como ollas y comales, además de la fabricación de sillas y sillones de madera, escobas de palma, manteles, mañanitas y bufandas tejidas a mano.

"Este municipio es de los que aún conservan muchas tradiciones y las mujeres realizan diversos trabajos y artesanías a mano, muy coloridos", expresó al remarcar que en este lugar los visitantes podrán saborear algunos dulces típicos que se elaboran de calabaza, leche, piloncillos con cacahuate y ajonjolí.