Muestra humildad y sencillez al llegar a Durango

El nuevo arzobispo José Antonio Fernández Hurtado, se acercó a los fieles y religiosas que los esperaban en el aeropuerto y les preguntó "¿por qué no les dejaron entrar?”. 

Durango, Durango

A su llegada a Durango el arzobispo José Antonio Fernández Hurtado en una muestra de sencillez y humildad se acercó a los fieles y religiosas que ya lo aguardaban en el aeropuerto Internacional Guadalupe Victoria y con la alambrada de por medio saludó y preguntó  "¿por qué no les dejaron entrar?”

Con un rostro sonriente y amigable saludó de mano a cada una de las personas que con júbilo lo recibieron a su arribo a esta ciudad, aún y con la negativa actitud del personal del aeropuerto que intentaba desalojar a los presentes "supuestamente por instrucciones del encargado del hangar de gobierno".

Y precisamente en este sitio se encontraba el Administrador Eclesiástico Héctor González Martínez para recibirlo en la ciudad que será su nuevo hogar.

Entre las personas que lo esperaban se detectó a un grupo de religiosas originarias de Tuxtepec, Oaxaca, quienes viajaron desde ayer para acompañarlo en este día tan importante.

"Con la clase política una buena relación, con una sana distancia", dijo.

Horas más tarde, José Antonio Fernández dio una conferencia de prensa en un conocido hotel de la ciudad.

Cristophe Pierre, Nuncio Apostólico de Roma en México, acompañó a José Antonio Fernández Hurtado y reafirmó que este viernes se traspasará la responsabilidad del Arzobispado.

Fernández Hurtado señaló que durante el viaje, el Nuncio le comentó que enfrentará un proceso de inculturacion, "porque vengo de una región muy cálida, de vegetación exuberante, indígenas y hoy vengo a Durango donde me adaptaré rápido, vengó en nombre del Señor y a trabajar por ustedes", dijo.

"Quien me abrió las puertas de Durango fue Don Hector González, con apoyo de sacerdotes y grupos de religiosos", dijo.

Agrega que el Caso Iguala es un tema que "duele a todo México" y que las manifestaciones que se han realizado son positivas porque "nunca mas debe volver a presentar una situación de esta naturaleza".

Señaló que la Iglesia debe no sólo señalar y dar opinión sobre los acontecimientos, sino proponer una directriz o camino de solución.

Destaca que desde siempre ha mantenido un "dicho" en el desenvolvimiento de su pastoral y que es "con la clase política una buena relación, con una sana distancia".

Por lo que fue cuestionado precisamente sobre la reunión privada que tendrá al terminar la rueda de prensa con los titulares de los Tres Poderes del Estado, a lo que Fernández Hurtado respondió entre sonrisas "yo obedezco, vengo llegando y atenderé la agenda".

Comentó que tendrá acercamiento con la feligresía y sobre todo con la juventud para lo que recibirá alguna capacitación sobre el uso de redes sociales.

Sobre el tema de las uniones de personas del mismo sexo y sobre todo que en la entidad se busca su aprobación, señaló "las personas merecen respeto, pero también un plan de Dios y debe ir en esa línea", concluyó.