Llega crisis a panaderías

“Los supermercados son competencia desleal porque elaboran pan de baja calidad y por ello pueden vender mucho más barato”, argumentan.
Al menos 50 de las 85 panificadoras a la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (CANAIMPA) Tulancingo se encuentran endeudadas.
Al menos 50 de las 85 panificadoras a la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (CANAIMPA) Tulancingo se encuentran endeudadas. (Arturo González)

Tulancingo

Al menos 50 de las 85 panificadoras a la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (CANAIMPA) Tulancingo se encuentran endeudadas por las bajas ventas y a que han tenido que seguir  comprando   maquinaria e insumos para sus productos, dio a conocer el presidente Hipólito Mayoral Hernández.

Explicó que aunque continúan trabajando el mismo número de  fábricas de pan  que el año pasado, la mayoría lo hace porque pide crédito con los proveedores de mermeladas, harina, azúcar y huevo para de esta forma continuar con su actividad.

“Esto no nos ha impedido continuar, muchos propietarios de panificadoras prefieren endeudarse que detener su actividad, es por ello que se continúan manteniendo, pero la situación es muy complicada para todos y no sabemos cuánto podremos seguir soportando”.

Dijo que si cierran muchas familias perderían su fuente de ingresos. “En promedio las panificadoras proveén de 8 a 10 empleos cada, entre panaderos, lavalozas, gente de mantenimiento,personal de mostrador etc, por ellos les pedimos que continúen resistiendo la crisis y de esta forma se conserven los empleos”, comentó.

Dijo que a pesar de ello, ya se han perdido casi un centenar de empleos en la producción del pan, pero que peligran muchos otros si es que no existe un repunte significativo en los próximos meses.

“El problema es que sigue siendo la misma inversión que hace 20 años, por eso no hay suficiente dinero que circule para que la ciudadanía tenga los recursos para seguir consumiendo como antes, por eso Tulancingo requiere de dinero fresco para reactivarse”, comentó.

Explicó que la situación no es exclusiva del pan, sino de todos los productos que se producen en esta región y es por ello urgente que nuevos empresarios lleguen con recursos para invertir en Tulancingo.

“Es una actividad artesanal, no se hace pan nada más para venderlo, tenemos el compromiso de seguir creando un producto de gran calidad, tenemos clientes asiduos desde hace muchos años que han distinguido que el pan  tradicional de Tulancingo es de los mejores del estado”, afirmó.

Sin  embargo el alza en el precio de la materia prima, principalmente del huevo y el azúcar, les ha dificultado el obtener ganancias suficientes, ya que a principio de año se tenía una utilidad de 20 centavos por pieza, pero en esta última parte del año la ganancia es casi nula.

Dijo que otros factores es la competencia desleal de los supermercados que elaboran pan de baja calidad y por ello pueden ofrecer el producto a un precio mucho más bajo.

“Es un pan que no es de trigo 100 por ciento, le ponen levadura y harina barata, por eso se inflan  y cuando uno los parte se despedazan por completo, por eso es mas barato, pero la calidad es muy dudosa”, dijo.

Sin embargo confió que en esta última parte del año las ventas de los productos  incrementen y puedan estar al corriente con sus proveedores.