Llama DIFH a poner fin a violencia contra la mujer

Encuesta sobre Discriminación en México revela que la quinta parte de la población cree que la violación es responsabilidad de la víctima.
Cuatro de cada 10 mujeres creen que deben de pedir permiso al esposa para salir a la calle.
Cuatro de cada 10 mujeres creen que deben de pedir permiso al esposa para salir a la calle. (Arturo González)

Pachuca

La cultura patriarcal que limita los derechos humanos de las mujeres y genera violencia en su contra sigue presente en la cultura mexicana, pues en la más reciente Encuesta sobre Discriminación la mayor parte de la gente considera que las violaciones las provocan las víctimas así como que las mujeres deben de pedir permiso a sus maridos para gastar dinero, señaló la socióloga Verónica Navarro durante su ponencia “Alto a la violencia”.

“No debe de sorprendernos que en algunas mentes en la actualidad todavía perdura esta forma de pensar, porque para la mente patriarcal todavía se sostiene que el hombre, es el único que debe de acceder a la educación, la riqueza, al ejercicio de la sexualidad, a la ciencia, a la salud, al aprendizaje, tener acceso a un trabajo remunerado y al uso de la violencia”, señaló la especialista.

Citó algunos datos de la Encuesta sobre Discriminación en México, donde se encontró que más de la quinta parte de la población cree que la violación es responsabilidad de la víctima, en especial si es mujer; cuatro de cada 10 mujeres creen que deben de pedir permiso al esposa para salir a la calle o gastar dinero.

“Si quieren saber quiénes son las mujeres que no piden permisos para salir o gastar dinero son las mujeres viudas, las mujeres adultas”, comentó.

La misma encuesta señala que seis de cada 10 piensan que las tareas domésticas son responsabilidad de ellas; y una de cada siete mujeres acepta tener relaciones sexuales con su esposa aún sabiendo que tiene infecciones venéreas.

“No debe de sorprendernos que todas las instituciones sociales, y digo todas, desde las económicas, políticas, han sido reproductoras de este sistema. Esta condición de que la mujer no es persona, de que la mujer no es ciudadana, y entonces se tiene todo este entorno de violencia hacia ella”, añadió Navarro.

El reconocimiento de que la mujer es igual en derechos al hombre es nuevo; por ejemplo, fue hasta 1952 cuando la Constitución de México reconoció los derechos políticos de la mujer, sector de la población que representa 51 por ciento de los habitantes del país.

Navarro Benítez señaló que pese a ello, fue hasta la década de los 80 que surgió un movimiento mundial, al cual se sumó México, para identificar las condiciones en las que vivían las mujeres; ahí se definió que la violencia en el hogar era el primero de los grandes problemas.

Puso de ejemplo un caso: en una comunidad un padre impidió que su hija asistiera a la escuela obligándola a actuar como sordomuda ante la gente, situación que se descubrió por un tío cuando la niña tenía nueve años.

“¿Qué es la violencia contra la mujer en estos nuevos marcos? Son todas aquellas acciones y omisiones que obstruyen el reconocimiento y el ejercicio de los derechos de las mujeres. Eso es violencia”, afirmó la especialista.

Indicó que es un hecho que cuando hombres y mujeres tengan los mismos derechos humanos la sociedad será más feliz, porque ella ya lo comprobó al ver cómo han cambiado los hombres después de que ella influyó en comunidades.

Claves

“Alto a la violencia”

- Esta conferencia fue patrocinada por el Sistema DIF Hidalgo, por medio de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia en el marco de la campaña la violencia familiar “Alto a la violencia”.

- “Con la defensa de los derechos humanos de las mujeres, nos hace redoblar los esfuerzos institucionales”, dijo la presidenta del DIFH, Guadalupe Romero de Olvera.

- La campaña tiene presencia en los municipios de: Pachuca, Tula, Tulancingo, Tizayuca, Ixmiquilpan, Zacualtipán y Huejutla; termina el 21 de marzo.