Limpieza compete a Federación: NL

La gente hace seis meses expresaba que el agua estaba mal, dice José Manuel Guerrero, sacerdote de la comunidad San Juan, en Cadereyta.
Contaminación en el río San Juan, en Nuevo León.
Contaminación en el río San Juan, en Nuevo León. (Daniel Becerril/Reuters)

Monterrey

Mientras que la Semarnat anunció que un plazo de ocho semanas habrían concluido las labores de remediación en el río San Juan tras el derrame de crudo que trascendió esta semana, la Secretaría de Desarrollo Sustentable anunció que las acciones tomarían al menos tres meses.

Asimismo, Fernando Gutiérrez Moreno, titular de la dependencia, aclaró que aunque la situación es competencia federal, seguirán muy de cerca las acciones de las dependencias involucradas y apoyarán en todo para que el problema se solucione lo antes posible.

Algunas de las atribuciones de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, de acuerdo al sitio web oficial del gobierno estatal, son “participar, en el ámbito de su competencia, en las acciones que realicen otras autoridades federales, estatales y municipales”, y “atender los asuntos que en materia de preservación, conservación y restauración del equilibrio ecológico y protección al ambiente, establezcan las leyes u otros ordenamientos y que no estén otorgados expresamente a la Federación”.

Otras facultades son “proponer al Ejecutivo del Estado la adopción de las medidas necesarias para la prevención y el control de emergencias ecológicas y contingencias ambientales de competencia estatal”.

El funcionario dijo que la remediación tiene que ser expedita y con la tecnología más avanzada, e informó que actualmente se encuentran en la etapa de contención para retirar el material que fue derramado y posteriormente ver el impacto que hay en el subsuelo.

“Retirar todo el material que fue derramado y luego tiene que ver el impacto que se tiene que ver en el subsuelo, en los posibles impactos en los freáticos, en los campos y luego obviamente la remediación.

“Quizá serían dos o tres meses el tiempo que se llevaría, pero hay que ver el impacto que tuvo en el subsuelo esta descarga”, dijo.

MEDIO AÑO ANTES, UNA ALERTA

Según el sacerdote José Manuel Guerrero, de la comunidad San Juan, en Cadereyta, desde hace seis meses, los lugareños habían alertado a las autoridades sobre la calidad del agua en el río San Juan, que se veía aceitosa y olía mal.

“En uno de los ejidos que se llama Mexiquito, en ese ejido la gente expresaba que el agua de la noria, del pozo comunitario, tenía aceite, un mal olor, y que lo habían comentado al presidente municipal y quedaron de mandarles agua en pipa, que sólo lo hizo en alguna ocasión.

“La gente desde hace seis meses ya expresaba que el agua estaba mal, que no estaba en buen estado”, señaló.

Además aseguró que según campesinos, es extraña la versión oficial de Pemex de que el derrame se debió a una ordeña.

“No buscan petróleo, no van a ordeñar un ducto de petróleo, porque a quién le pueden vender petróleo en la pipa, ellos (los delincuentes) lo que buscan es gasolina porque la venden ilegalmente, pero la evidencia  de un robo de gasolina desaparece en un día, es muy diferente, no roban petróleo, eso dicen los campesinos”, contó.

“Ahora se maneja muy oficialmente que es una ordeña, pero a lo mejor lo cree la gente de la ciudad, porque es lo que escucha, pero los campesinos dicen, no, no es ordeña”, reiteró.

Este sábado, Multimedios y MILENIO Monterrey realizaron un recorrido por helicóptero por el área contaminada del río para hacer una estimación de la distancia entre ésta y la presa El Cuchillo, la cual fue calculada en 65 kilómetros, dato apoyado con el programa Google Earth.

Mientras tanto, en los próximos 9 días será extraído 95% del hidrocarburo derramado sobre el río, informó el alcalde de Cadereyta, Emeterio Arizpe.

“Ahorita se han estado abocando a la extracción del crudo, han avanzado bastante; me dice el gerente de la empresa que ha sido contratada por Pemex, que en 9 días debemos de tener un 95 por ciento del hidrocarburo derramado ya extraído y de vuelta a la refinería de Cadereyta”, mencionó.

“Él me está garantizando que en 9 días tenemos el 95 por ciento y que muy pronto vamos a empezar en los labores de saneamiento tanto de la acequia como del río; entonces son buenas noticias, esperemos que no nos llueva porque sí puede rebasar la barrera marina que está conteniendo el producto”, comentó el munícipe.

VAN 4 MIL 285 KILOS DE AYUDA... Y CONTANDO

La respuesta de la ciudadanía en apoyo a los habitantes de las comunidades aledañas al río San Juan, en Cadereyta, no se ha hecho esperar. Al cierre de la jornada de ayer se informó del acopio de aproximadamente 4 mil 285 kilos de ayuda, entre agua y alimentos no perecederos, canalizados en el centro de acopio de Fundación Multimedios en coordinación con Cáritas de Monterrey. A temprana hora salió el primer camión con los apoyos rumbo a ese municipio

Laura Verónica  Rodríguez, coordinadora general del banco de ropa y artículos varios de Cáritas informó que el centro de acopio ubicado en la avenida Francisco G. Sada número 2810, en la colonia deportivo Obispado estará abierto de 8:00 a 19:00.

“La idea es venirse a traer agua y alimentos no perecederos, azúcar, arroz, frijol y latería para nuestros hermanos de Cadereyta”, dijo.

La ayuda es llevada a la iglesia Nuestra Señora de la Merced, en aquel municipio, y entregada a los pobladores. El agua embotellada sigue siendo el requerimiento más apremiante.

Asimismo, versiones de los pobladores refieren la presencia de problemas en la piel en menores de edad que en días pasados estuvieron en contacto con el agua. (Guadalupe Sánchez y Marilú Oviedo/Monterrey)