Limitado el apoyo a propuestas musicales

Rockpango lleva en su obra lo moderno de la raíz, sin embargo, su difusión se reduce a recursos del orden público, los pocos espacios, y la esperanza de dejar algo a su tierra.
Grupo mezcla el rock y el huapango.
Grupo mezcla el rock y el huapango. (Cortesía)

Tampico

Un cambio de gobierno, sea municipal o estatal, hace que los apoyos otorgados en el ámbito cultural pierdan su continuidad. Con cada administración se deben crear nuevos vínculos ya que no hay un seguimiento, es empezar desde cero, mencionó Alberto Padilla, vocalista de Rockpango.

"Lamentablemente influye mucho un cambio de administración, uno tiene que comenzar a escalar nuevamente. En el lado comercial para acudir a un programa de radio o televisión debes tener un contacto que te dé la cita, en el lado cultural sucede lo mismo. Cuando cambia el personal se va la gente que ya te conocía, hay que buscar al nuevo encargado, confiar en que le gustará tu proyecto y sobre todo en que lo apoyará", comentó el cantante.

De acuerdo a lo expresado por el conjunto de cinco jóvenes, ellos realizaron los trámites para viajar a Europa en un intercambio que se desarrollaba mediante las autoridades de gobierno, y cuando lograron avanzar con el papeleo ya era momento de la alternancia en el personal, "entonces es volver a intentar, es difícil".

Los intérpretes de una mezcla entre rock y huapango, conformados como agrupación desde hace más de diez años, han tenido como principal plataforma los festivales y fi estas regionales que se organizan por parte del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México a través de los ayuntamientos en la zona sur de la entidad.

"Nuestra participación local es mediante las dependencias de cultura en Tampico, Ciudad Madero y Altamira. Cuando hay eventos nos dicen que llevemos nuestra propuesta y es así como nos han impulsado en festejos de la región" dijo en entrevista para MILENIO TAMAULIPAS

. Alberto -mejor conocido como Al- expuso que fue en el año 2013 cuando ganaron una beca con el Instituto Tamaulipeco para la Cultura y las Artes por su proyecto musical, y a raíz de este suceso los comenzaron a incluir en los programas y conciertos, como lo era el Festival Internacional Tamaulipas.

Otro factor que ha mermado a quienes suben a los escenarios en las muestras son los recortes que se hacen al presupuesto de las direcciones de esta rama, informaron que con anterioridad ellos obtenían una ganancia por asistir, pero con el paso del tiempo los recursos se fueron reduciendo, "cuando son fuera de la ciudad nos dicen que hay viáticos, comida y traslado, pero pago como tal pues no".

Por otro lado, el integrante de Rockpango explicó que los espacios facilitados por los municipios han aumentado pero no de la forma en que a los músicos les gustaría.

"Nosotros tocamos por amor al arte, porque se nos escuche y por hacerle pasar un buen rato a todos los asistentes, los espacios han incrementado pero no de manera positiva para nuestro bolsillo, económicamente hablando no han mejorado, hay más escenas pero no hay retribución" expuso el músico tamaulipeco.

Una de las frases que más escuchan los talentos locales, no solo los que apenas comienzan a tocar puertas, sino también las bandas que llevan una década o más en el mundo de la promoción musical, es "si tocas aquí te sirve de publicidad, te das a conocer" aseguró el cantante, quien añadió que para los jóvenes que se van iniciando eso puede sonar prometedor, sin embargo, para las agrupaciones con más tiempo la publicidad no es un incentivo.

La primera vez que el grupo compuesto por Abraham Martínez alias 'Coco', Abraham Ortega alias 'Ab', Dante Luque, Daniel del Ángel y Alberto participó en un acto masivo fue para el Festival del Altiplano Tamaulipeco, que tuvo lugar en Tula, Jaumave y Miquihuana.

"Recuerdo que teníamos miedo porque seguíamos de un ballet folklórico de niños y después de nosotros cantarían unos jaraneros. Todo era muy tradicional, era la inauguración y fungíamos como el grupo estelar. Siendo los únicos roqueros pensábamos que nos bajarían a machetazos si lo sentían como un agravio a su música, además iba el gobernador, era demasiada presión.

Comenzamos el show interpretando "El Batuquito" y la gente gritaba y aplaudía, era como ser celebridades, se volvieron locos con la canción porque se la sabían y les gustaba como sonaba. La gente se subió a bailar, niños y adultos" detalló. "A los huastecos realmente les atrajo porque el sonido hace alusión a sus raíces".

El vocalista reafirmó que la mayoría de sus presentaciones son en lugares públicos de ambiente familiar, y son eventos que las dependencias de cultura se encargan de promover en cada ciudad, mismos que son una gran oportunidad para los interesados en incluirse al mundo de la música sin distinción de género, sin embargo hace falta que a los talentos y a las nuevas ideas se les dé seguimiento y no se les abandone a mitad del camino.

"Rockpango es nuestra joya, aunque no trascienda tenemos la ilusión de que la gente algún día lo descubra. Estamos dejando nuestro granito de arena para la difusión del huapango y del rock en el país. Tampico solía ser sede de espectáculos tradicionales en otros tiempos y eso se ha perdido, muchos tampiqueños no han escuchado el huapango a pesar de vivir en una ciudad que anteriormente era considerada la mata del mismo. Además se tenía la creencia de que éramos la cuna de grandes talentos, por nuestra parte quizá no podamos revivir todo eso, pero esperamos servir de influencia a futuras generaciones de música mexicana" culminó en la entrevista.