Líderes de partidos piden frenar abusos en salarios

El Partido Revolucionario Institucional y el Partido Acción Nacional llamaron  a retomar mecanismos oficiales para acotarlos y ponerles contrapesos.
El auditor de Jalisco, Alonso Godoy Pelayo, es el funcionario mejor pagado en todo el estado.
El auditor de Jalisco, Alonso Godoy Pelayo, es el funcionario mejor pagado en todo el estado. (Milenio)

Guadalajara

Como “inmoral” calificó el presidente estatal de Movimiento Ciudadano, Hugo Luna Vázquez, la decisión de funcionarios de la Auditoría Superior del Estado de Jalisco y del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPCJ), de autorizarse elevados incrementos salariales. Por su parte, el presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Guadalajara, Miguel Castro Reynoso consideró que es urgente “acotar” los sueldos públicos, mientras que el secretario general del PAN Guadalajara, Juan Pablo Colín, llamó a los legisladores a tomar decisiones en la regulación de los sueldos.

MILENIO JALISCO ha dado a conocer en los últimos días los incrementos salariales que se ha dado el auditor superior, Alonso Godoy Pelayo, quien es el funcionario público mejor pagado del estado, por encima del gobernador. Además, los aumentos para consejeros electorales, que al verse descubiertos dieron marcha atrás, y los que se otorgaron a directores del organismo.

Hugo Luna Vázquez señaló que las justificaciones que se han emitido sobre los elevados salarios son “insostenibles”, en un país donde hay tanta pobreza. Afirmó que “más allá de los argumentos legaloides”, se trata de un tema “inmoral, que una representación social reciban ese nivel de ingresos”.

Para Hugo Luna, no basta con convocar al Comité Técnico de Transparencia y Valoración Salarial (CTTVS), porque en los últimos años emitió recomendaciones para que funcionarios que ganan más de cien mil pesos mensuales reciban incrementos.

Agregó que con la misma autonomía que se dieron el aumento, “deberían dar el primer paso” para frenar los excesos.

Miguel Castro Reynoso recordó que hace unos años el cargo de consejero electoral era “honorífico y honorable”. Los tiempos cambiaron y deben recibir una retribución, pero ésta no debe ofender a los ciudadanos, por lo que “hay que acotarlos”.

Sobre quién debe hacer esa tarea, el también diputado local priista dijo que se trata de organismos que recibieron autonomía para la toma de decisiones, pero “nos hemos dado cuenta que el problema tiene que ver con la condición humana”, por lo que ahora se necesita ponerles “contrapesos”, especialmente ante casos de “voracidad”. Afirmó que es una labor que corresponde al Poder Legislativo, pero también tendría que ser un asunto de voluntad de quienes incurren en estas conductas.

Por su parte, el secretario general del Partido Acción Nacional (PAN) en Guadalajara, afirmó que los partidos políticos no pueden eludir la responsabilidad que tienen en la regulación de los salarios en el servicio público y decir que “se les pasó” establecer límites.

Juan Pablo Colín hizo un llamado a los legisladores blanquiazules a reaccionar, pues consideró que tienen que impulsar la creación de instituciones que sean sólidas y que generen certeza, evitando que simplemente sean repartos de cuotas.

Recordó que fue en un gobierno de Acción Nacional, el que encabezó Francisco Javier Ramírez Acuña, cuando se creó un organismo de regulación salarial. Sin embargo, los actuales gobiernos municipal y estatal han apostado “por la opacidad”.

El dirigente panista hizo un llamado a que se retome el vínculo ciudadano para la evaluación de los salarios, el cual se creó con el Comité Técnico de Transparencia y Valoración Salarial, pero también a que el gobierno estatal asuma su responsabilidad en el tema y convoque de inmediato a los integrantes del mismo.