Libres 50% de detenidos por fallas en aprehensión

Este sistema de justicia ha evidenciado que las fallas están en la detención con irregularidades de la Fuerza Única, dijo el juez Daniel Espinoza.
El juez confirmó que hasta el momento no se ha desarrollado ningún juicio oral, aunque se han abierto 30 causas.
El juez confirmó que hasta el momento no se ha desarrollado ningún juicio oral, aunque se han abierto 30 causas. (Milenio)

Guadalajara

La mitad de los detenidos en Zapotlán el Grande, Jalisco, a partir del 3 de octubre de 2014, cuando se puso en marcha el nuevo sistema de justicia adversarial, evento encabezado por el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval, han sido liberados por fallas en las aprehensiones, afirmó el juez de control Daniel Espinoza Licón. Además, confirmó que hasta el momento no se ha desarrollado ningún juicio oral, aunque se han abierto 30 causas, de las cuales en tres se han tenido que abrir carpetas de investigación por tortura.

Lo anterior implicaría que unos 750 señalados por cometer algún delito, han sido liberados por prácticas indebidas de la Fuerza Única, aseguró el juez de control, quien informó que desde el  primero de octubre, cuando se puso en marcha el nuevo sistema penal, se han abierto unos 1,300 procedimientos, aunque sólo han llegado a los juzgados unos 30.

El resto de los asuntos, explicó Espinoza Licón, han sido resueltos a través de la mediación, desde que se abre la carpeta de investigación, o a partir de que se turna al Instituto de Justicia Alternativa (IJA).

En días pasados, el fiscal general, Luis Carlos Nájera Gutiérrez, aseguró que enfrentan problemas, en especial cuando se trata de delincuencia organizada, con la liberación de los detenidos, una vez que son consignados a los jueces, declaración que fue respaldada por el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz.

El nuevo sistema de justicia penal pone a prueba a todos los funcionarios públicos involucrados en los procedimientos penales, desde la detención hasta que se dicta la sentencia definitiva. El primer distrito donde se puso en marcha, es el que tiene su cabecera en Zapotlán el Grande, en donde se han comenzado alrededor de 1,300 procedimientos penales.

El juez Daniel Espinoza señaló que en los casos en que ha habido detenciones ilegales, el Ministerio Público “no ha querido llevar esos asuntos al tribunal, él mismo ha determinado las detenciones ilegales, para evitar que lleguen al juzgado”, donde se declararía la nulidad y se obligaría a restituir los derechos al imputado.

El funcionario judicial afirmó que los procesos deben ajustarse “a la nueva realidad constitucional y al respeto a los derechos fundamentales del imputado”. Esto ha puesto en evidencia, indicó, que hubo una indebida capacitación de la policía, que continúa con las detenciones arbitrarias o violatorias de los derechos de las personas que son señaladas por cometer un delito.

Consideró que los MP fueron debidamente capacitados, por lo que se han convertido en el “filtro” para que los asuntos que presentan irregularidades no lleguen a los juzgados.

En cuanto a los asuntos que han sido turnados a los juzgados de control, Espinoza Licón informó que han sido un total de 30, los cuales se han resuelto a través de la mediación. Esto implica que, a través del nuevo sistema penal, todavía ninguna persona señalada por cometer un delito ha llegado a la cárcel.

Para la mediación, explicó, ha sido necesario que la persona imputada por un delito garantice la reparación del daño, pero también que no volverá a acercarse a la víctima. Además, que se someterá a procesos de recuperación en casos de alcoholismo o drogadicción.