Liberan en San Diego a la activista mexicana Elvira Arellano

La activista en pro de la reforma migratoria fue deportada en 2007 y formó parte del cuarto cruce del movimiento "Bring Them Home", que busca asilo político o visas humanitarias para ingresar a EU

San Diego

La activista mexicana Elvira Arellano fue puesta en libertad este jueves, dos días después de que se entregó a las autoridades norteamericanas con la intención de solicitarles un permiso humanitario para regresar al país del que fue deportada en 2007.

Arellano, se encuentra ahora bajo libertad condicional en San Diego, con un permiso de seis meses y deberá presentarse en abril en la Corte de Chicago para dar seguimiento a su caso.

Por lo pronto, la defensora de derechos humanos permanecerá en San Diego, donde encabezará acciones para pedir la liberación del resto de familias e inmigrantes que continúan detenidos, tras formar parte del movimiento "Bring Them Home".

La activista, quien dijo, nunca fue separada de su hijo Emiliano de cuatro meses, reconoció que sintió miedo, ya que podía haber ido a prisión, debido a que fue deportada anteriormente.

"Estaba muy nerviosa, sí tenía miedo, pero gracias a Dios estoy aquí, tenía miedo de ir a prisión federal porque tengo una deportación previa. La comunidad, las organizaciones, hicieron su trabajo y por ellos estoy aquí."

Arellano se dijo comprometida a seguir luchando, para que el resto de los 150 inmigrantes que se entregaron en la garita de Otay Mesa, también obtengan su libertad y puedan reencontrarse con sus seres queridos.

"Ahorita muchas de las familias que fueron parte de la acción, aún están arrestados, yo pido a la comunidad que se unan, que luchemos para que regresen a casa, esta es una ventanita que se puede abrir para que esos dos millones de madres y padres que fueron deportados, puedan tener la oportunidad de volver a casa y tener una vida mejor"

Su hijo Saúl de quince años, consideró que este hecho deja un precedente en la lucha por una reforma migratoria que frene las deportaciones que separan familias.

"Quiere decir que Obama sí nos escuchó y mi mamá ya está de regreso ahora en Estados Unidos luego de siete años"