Leyes secundarias, claves para atraer inversionistas

La reforma energética abre la posibilidad de que el país ofrezca mejores servicios, señala experto.
Varios gasoductos ya se encuentran en licitación al darse la apertura al sistema petrolero.
Varios gasoductos ya se encuentran en licitación al darse la apertura al sistema petrolero. (Archivo)

Monterrey

El gran reto para que la reforma energética rinda sus frutos será el diseño de las leyes secundarias que éstas puedan dar la certidumbre a los inversionistas nacionales y extranjeros, consideró Rafael Sámano, del despacho de abogados Sámano y experto en el tema energético.

El establecer un marco jurídico claro, certero, seguro para los entes reguladores y en segundo lugar fijar reglas claras y transparentes en términos de distribución de riesgo para las empresas, inversionistas que estén interesados en México en la exploración y perforación de los campos nuevos de ese tamaño es el desafío.

Comentó que una vez elaboradas las leyes, el otro reto es tener un regulador eficiente y con facultades claras, con la posibilidad de hacer valer dichas facultades y por el otro lado, en establecer reglas proporcionales y equitativas en distribución de riesgos y contraprestaciones que hagan venir a la gente a invertir en la industria petrolera de México.

En entrevista telefónica, Sámano señaló que la reforma energética abre la posibilidad de que los mexicanos aspiren a servicios que tengan un mejor perfil en su costo y en su calidad.

“Además de empezar a darle para atrás a esta dinámica hasta ahora muy destructiva de subsidiar las ineficiencias mediante el gasto público. El costo de los subsidios hoy en día le cuestan al país más de lo que le cuesta la operación del todo el año de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“En mi opinión la reforma energética que ahora entra a una segunda fase que es el debate de las leyes secundarias y que son las que van a definir cómo se va a aterrizar el haber roto el paradigma de la reforma Constitucional que ya se aprobó por la Cámara de Diputados prácticamente lo que hace es romper los candados y abrir la posibilidad de tener no solamente inversión en hidrocarburos en aguas profundas, es mucho más que eso, la posibilidad de tener un marco regulatorio más robusto de reasignar las competencias entre la Comisión Nacional de Hidrocarburos, la CRE y la Sener, el propio Pemex”, agregó.

Mencionó que el impacto que dejará la reforma energética tendrá varios momentos, el primero será a corto plazo y otro en el mediano plazo.

“Yo te diría que en el caso de gas natural es donde el propio gobierno se adelantó y puso en licitación ya varios gasoductos con inversiones que superan los dos mil millones de dólares, esto va a permitir que el gas llegue a la industria en condiciones más eficientes, además de que el efecto se empezará a ver para mediados o finales del año que entra. En cuanto a las gasolinas, México tiene que incrementar su capacidad de refinación, eso no es fácil, considerando que la mayor parte de lo que se produce son crudos pesados con altos contenidos de azufre”, explicó el especialista.