Asegura SS no habrá sanción por omitir retiro de saleros

Tampoco por el ofrecimiento de un vaso de agua purificada a los comensales, mientras que para los médicos sí es obligación tomar datos como peso, talla e índice de masa corporal.

Saltillo, Coahuila

Dentro de la Ley de Salud no se establecerá sanción o penalización alguna a los restauranteros que omitan el retiro del saleros de las mesas y el ofrecimiento de un vaso de agua purificada a los comensales, según aseguró el titular de esta área en la entidad, Héctor Mario Zapata de la Garza.

"Lo que se busca es tener conciencia de las enfermedades cardiovasculares como la primera causa de muerte en Coahuila y que buscamos que disminuyan los infartos, los accidentes cerebro vasculares y la hipertensión arterial al retirar los saleros, no está prohibido, es retirarlos de la mesa simplemente", precisó.

De esta manera se establece que las nuevas disposiciones para los restauranteros no son punitivas.

"Se están haciendo visitas de supervisión, ya tuvimos reuniones con Canirac, hemos tenido muy buena aceptación de tal manera que si en un momento llegamos y hacemos una supervisión, de inmediato se corrige y ha permitido un avance importante", comentó.

Héctor Zapata aseguró que la colocación de los saleros "virtuales", que no son más que pequeñas cajas de cartón que emulan un salero y contienen impresa la información sobre los riesgos a la salud que implica el alto consumo de sodio, inició ya hace dos semanas, contrario a lo expresado por Canirac Saltillo que señala que aún está pendiente esta medida.

Destacó que las labores de supervisión que realiza la secretaría a su cargo incluyen ya el tema de los saleros en las mesas y con este tipo de acciones se tiene cubierto el 95 por ciento de los restaurantes del Estado, adelanto que será presentado en el Consejo Estatal de Salud.

Para las instituciones de salud tanto públicas como privadas así como para los médicos que ofrecen su servicio particular, sí supone una obligación establecida por ley la integración de datos como peso, talla e índice de masa corporal, junto a recomendaciones saludables a cada uno de los pacientes.

Situación que varía para los restauranteros, ya que en ellos el retiro de los saleros de las mesas de los comensales y el ofrecimiento del vaso de agua es sólo un exhorto, debido a que la medida va dirigida al consumidor no al empresario.